bbmundo

Ser mamá después de los 35 años

La realidad es que por elección, circunstancia o estilo de vida, necesidad o convicción, las mujeres hemos retrasado la edad para estrenar nuestra maternidad y cada vez es mas común hacerlo después de los 35 y hasta en edades mucho más avanzadas: 40´s y 40´s altos, incluso 50.

Como muchas otras situaciones para las mujeres, esta también supone una serie de RETOS:

– La sociedad asume y de alguna manera espera que seamos madres “jóvenes”.
– La literatura disponible, la publicidad alrededor de ser madre, se enfoca en estereotipos “jóvenes”.
– El término clínico para referirse a una embarazada después de los 35 años es “madre añosa”.
– Se cree erróneamente que se trata de un embarazo de alto riesgo.
– La edad nos brinda de manera natural: sabiduría, confianza, experiencia, pero tratándose del embarazo, da miedo.
– En temas de salud, el control prenatal es más exhaustivo y frecuente.
– Pueden coincidir varios escenarios: es probable que elijas tener un embarazo sin tener pareja; o que estén formando una familia compuesta (los tuyos, los míos, los nuestros); que sea un bebé sorpresa o inesperado; o un bebé muy esperado con apoyo de reproducción asistida; es un bebé que llega a una familia de padres (ambos), o madre que trabaja. El entorno social, familiar, económico y de salud individual influyen también; pero los más de los casos hay mas consciencia de lo que implica ser mamá: decisiones, cambios, ajustes, nuevas responsabilidades, nuevas dependencias, riesgos, aprendizajes.

Riesgos de ser mamá después de los 35

A mayor edad mayor riesgo (en algunos casos), se requiere tener un embarazo de más cuidado:

– Mayor riesgo de anomalías cromosómicas.
– Hasta un 50% de probabilidad de parto por cesárea.
– Riesgo de sufrir un aborto espontáneo.
– Riesgo de hipertensión y diabetes gestacional.
– Más probabilidades de parto prematuro y bebés con bajo peso al nacer.

Si te interesó esta nota, también lee: El mensaje de Cameron Diaz a las mujeres de 40 que quieran un bebé

Ventajas de ser mamá después de los 35 años

-La edad cronológica de la mujer no siempre condiciona su edad biológica. Los órganos y la salud que sostienen el embarazo pueden estar en condiciones muy favorables para el embarazo a pesar de la edad.

-En la mayoría de las mujeres la consciencia corporal es mayor y pueden detectar cualquier síntoma, cambio y hablarlo con confianza con su profesional de la salud.

– La medicina y la práctica clínica cada vez tiene mayores desarrollos en la atención obstétrica y ginecológica y en la reproducción asistida, así que el cuidado prenatal y el nacimiento del bebé son seguros.

-Has adquirido mas madurez y paciencia para entender y aceptar los ajustes en tu vida, en tu cuerpo y en tu forma de vida.

-Puede ser que estés menos preocupada por tu situación financiera y que te sientas satisfecha en algunos aspectos ya realizados: empleo, viajes, relaciones personales más estables, etc.

Lo importante es que NO permitas que tu edad te juegue en contra, si tu cuerpo, tu salud tu energía y tu fertilidad te permiten (sumado a tu deseo), tener un bebé; infórmate, prepárate y disfruta. Opinólogos y juicios externos siempre habrá, no hagas espacio para ello si no te suma.

La maternidad a cualquier edad requiere responsabilidad, entrega, decisiones, noches sin descanso, algunas preocupaciones, otros tantos sustos, miles de satisfacciones, constante aprendizaje, mucha resiliencia y altas y bajas.

Todas nos cansamos, todas nos frustramos, todas nos equivocamos. Es normal. Y cada día es más normal también ser mamás más entradas en años. No son carreritas, no son competencias; la esperanza de vida también hoy es mas amplia. La ciencia logra descubrimiento útiles e increíbles cada tanto. Hay muchos refrentes que puedes seguir, información positiva y bien fundada. Habla con tu médico, teje tu red de apoyo: un bebé es esperanzador en muchos sentidos, es una nueva vida. No adoptes estereotipos que no te corresponden; la edad hoy limita menos, al contrario; brinda nuevas oportunidades; ser mamá no es lo mismo que años atrás porque todo cambia y hay que tomar lo mejor de ello.

Salma Hayek, Mariah Carey, Nicole Kidman, Julianne Moore, Halle Berry, Celine Dion, Susan Sarandon, Naomi Watts, Uma Thurman, Carla Bruni, Gina Davis y Meryl Streep son algunas de las famosas que se han convertido en madres después de los 40 años. La vida apenas empieza a los 40.

No me tocó ser la mamá joven, no fui mamá en mis 20’s, pero hoy a casi 14 años de distancia (la edad de mi mayor), sé que fue la mejor decisión y que estuve más lista que en cualquier otro momento para recibir a cada uno de mis hijos en su tiempo. ¡Disfruta el viaje, porque se pone mejor!

Lee otros consejos de Karla Lara aquí:
→¿Qué hago si a mi hijo no le gusta su cuerpo?
→¿Por qué debes ser una mamá real y no perfecta?
→Las únicas certezas de la maternidad