Cómo recuperar el peso después del embarazo

Redacción bbmundo · 17 diciembre, 2014

Cuida tu figura y regresa a tu peso ideal con estos tips.

Por Marybel Yáñez

Después del embarazo es común que nuestro cuerpo no sea el de antes y la figura que tuviste en algún momento parezca perdida para siempre. Recordemos que el cuerpo de la mamá está adaptándose de nuevo a los cambios que sufrió en el embarazo y el parto, y aún seguirá teniendo cambios con la lactancia.

La acumulación de grasa, cintura ancha, vientre abultado, muslos gruesos y caderas anchas, son consecuencia del embarazo reciente, pero no hay por qué pensar que esta condición será permanente.

Debes saber que hay dos cosas esenciales para recuperar la figura:

  • El peso: disminuye conforme amamantamos, pero a veces no regresa al peso que tenías antes del embarazo. Es por ello que los cuidados en la alimentación durante el embarazo son de suma importancia
  • La grasa: irá disminuyendo con una alimentación correcta, ejercicio y lactancia. Recordemos que la grasa es lo que más se gana en el embarazo, y es que no tenemos idea con cuánta grasa nos quedamos después del parto

 ¿Cómo lograrlo?

La clave está en:

Una alimentación correcta y balanceada: cada mamá o mujer es diferente, por lo que lo más recomendable es no matarse de hambre y seguir una dieta especial para esa mamá.

Aumentar la actividad física o hacer ejercicio: Durante la cuarentena es recomendable comenzar a caminar y activarse, pero después de estos días ya podrás realizar ejercicio como antes solías hacerlo.

El equilibrio entre ALIMENTACIÓN CORRECTA + EJERCICIO = PESO IDEAL

Mitos

Existen muchos mitos adicionales a la alimentación y el hacer ejercicio como:

  • Sólo las mamás que se quieren volver a embarazar deben tomar vitaminas de nuevo. 
    • Si deseas volverte a embarazar es importante que vuelvas a vitaminarte ya que lo perdido y dado al bebé no regresará a menos que te suplementes. Pero por el hecho de haber perdido nutrimentos importantes como hierro y calcio, es importante que vuelvas a suplementarte independientemente de que no vuelvas a embarazarte
  • Lo que como influye en el estado anímico o nutrición de mi bebé. 
    • Existen algunas sustancias que pasan por la leche, pero influye más tu estado de ánimo en el bebé. Las sustancias que se saben debemos disminuir cuando amamantamos son: chocolate, café, irritantes y alcohol
  • Después del embarazo será más difícil bajar de peso.
    • Si llevas una alimentación correcta y balanceada además de tu ejercicio volverás a recuperar tu peso y además, si logras seguir las cosas al pie de la letra podrás bajar aún más si es que tenías kilitos de más cuando te embarazaste. Lo mejor es acercarte a tu nutriólogo
  • No puedo hacer ejercicio después de la cesárea. 
    • En realidad la herida deba seguir sanando por lo que los el ejercicio inmediato al parto es caminar. Después de la cuarentena, podrás comenzar con ejercicios pasivos como yoga o pilates. Y a los dos meses, ya podrás comenzar con toda seguridad con ejercicio aeróbicos como correr, nadar, spinning, pesas, etc. Recuerda que cada cuerpo es diferente.
  • Mientras estoy lactando puedo reducir calorías y matarme de hambre para bajar de peso. 
    • En realidad no lo puedes hacer ya que la lactancia requieren de más calorías para que se produzca la leche. Existe una regla básica que todas debemos saber: en el embarazo se aumentan 300kcal más de las que comías no estando embarazada y en la lactancia se aumentan 500 kcal más de cuando no estabas embarazada. Recuerda que esto sólo lo puede calcular tu nutriólogo.
  • Recuperaré mi peso inmediatamente después del parto.
    • La composición normal del peso que se aumenta durante el embarazo es la siguiente:

Feto, placenta y líquido amniótico: 4.5 kg
Útero y senos: 1.0kg
Sangre: 2.0 kg
Fluidos: 0.5 kg
Reservas de la madre (grasa): Hasta 4 kg
Total promedio: 12 kg

Menos de la mitad de este peso se conforma de diferentes sustancias y el resto son las reservas de la madre, en su mayoría grasa que se acumula en el abdomen, espalda y muslos como reserva de energía para el embarazo y lactancia.

Los únicos kilos que se pierden en el parto van de 5 a 7 k como máximo, lo demás, lo tendrás que bajar con ejercicio y alimentación balanceada

Estos son algunos puntos importantes para evaluar una dieta y saber que tipo de dietas no son recomendables. Evita las que:

  • Prometan reducir más de un kilogramo por semana
  • Sugieran omitir por completo uno o más grupos de alimentos
  • Afirmen que no se pueden mezclar alimentos de diferentes grupos en el mismo tiempo de comida y restrinjan el horario de consumo de nutrimentos específicos
  • Requieran de suplementación de vitaminas
  • Indiquen que se puede comer todo lo que uno deseé en cantidades ilimitadas sin realizar ejercicio siempre y cuando se consuma algún “producto dietético” junto con la dieta
  • Afirmen que existen alimentos “quemadores de grasa”
  • Promuevan períodos de ayuno
  • Ofrezcan la modificación del metabolismo “para siempre”

Recuerden:

El mimarse durante el embarazo no significa comer más de la cuenta, ya que así nos será más difícil bajar toda la grasa y peso que obtuvimos en el embarazo

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (3 votes, average: 4,67 out of 5)
Loading...