Todos sabemos lo importante que es mantenernos activos físicamente para estar saludables, pero esto también aplica para los niños. Con los índices de sobrepeso y obesidad infantil poniendo a México en los primeros lugares a nivel mundial, es importante buscar maneras de crear el hábito del ejercicio en los pequeños.

A veces les sale natural el interesarse por algún deporte, pero para los que necesitan un empujoncito, tenemos una técnica buenísima: aprovecha que se acercan los Juegos Olímpicos de Tokio y ayúdalos a inspirarse con todos los atletas que están ahí representando a México.

Lo normal para muchos de los medallistas olímpicos es comenzar a entrenar desde jóvenes, muchos dicen haber iniciado desde los 10 años, esta es la edad en la que más se recomiendan este tipo de actividades para potenciar en tus hijos el dominio de su cuerpo y el desarrollo de habilidades como la coordinación, la flexibilidad, etc. Aquí te dejamos algunos deportes que tal vez le puedan interesar a tu pequeño y que puede empezar a practicar YA.

Qué deportes olímpicos puede aprender tu hijo

✩ Gimnasia

Este es uno de los deportes que siempre se ha recomendado empezar a temprana edad, y por lo general muchos gimnasios que entrenan para gimnasia artística o rítmica tienen clases para niños tan pequeños como de 4-5 años. Es un deporte que puede ayudar a tus pequeños a desarrollar su flexibilidad y les abrirá puertas para expresarse de manera corporal.

✩ Natación

Ya existen “clases” de natación a las que puedes asistir con tu bebé, pero es más o menos a los 4 años que puede empezar a practicar por sí solo como un deporte. Es buenísimo para ayudarlo a desarrollar las capacidades motrices básicas (por eso hay “clases” para bebés) como la coordinación y la resistencia. Cuando empiezan se apoyan de las tablas o los tubos de espuma, pero poco a poco logran dominarlo y nadar sin apoyo.

✩ Artes marciales

Aquí hay para escoger, pero las artes marciales que puedes encontrar en los juegos olímpicos son el judo, el karate y el tae-kwon do. Estos deportes son conocidos por ayudar a trabajar la disciplina de los pequeños, pero también los ayudan a desarrollar su agilidad, flexibilidad y fuerza. Se aconseja que participen en competencias a partir de los doce años, pero pueden comenzar a entrenar mucho más jóvenes.

Recuerda que la clave para hacer cualquier tipo de ejercicio de manera segura es llevar una alimentación sana y asegurarnos de que todos nuestros niveles estén sanos. Ya hemos hablado mucho de las bondades de la vitamina D y este caso no es la excepción. Si tus hijos están empezando a hacer ejercicio, seguro ya andas a las carreras para llevarlo a todos lados y ayudarlo en lo que puedas. Recuerda que tú también necesitas cuidarte porque terminas haciendo ejercicio con él. Una dosis de 4000 UI diarias de vitamina D puede ayudarte a evitar lesiones y aumentar tu resistencia para que aguantes ir a todos lados y apoyar a tu pequeño como se merece.

Pregúntale a tu médico qué puedes hacer para que tú y toda tu familia puedan conseguir su dosis diaria de vitamina D para evitar desbalances y llevar una vida más sana.