Revista bbmundo

Suscríbete
Síguenos
Facebook
Twitter
Google +

El destete

El destete es el proceso a través del cual tu bebé deja de alimentarse exclusivamente con leche materna y da paso a los alimentos sólidos o a otro tipo de leche. Se inicia cuando se agrega otro tipo de comida y termina cuando tu hijo ya no toma de ti.

La Organización Mundial de la Salud recomienda amamantar exclusivamente con leche materna durante los primeros seis meses de vida sin la necesidad de incluir agua, tés o fórmulas. Entre las razones primordiales están:

  • Durante el segundo semestre de vida, la leche materna provee la mitad o más de los nutrientes que requiere el niño
  • Representa un vínculo afectivo que es importante para el desarrollo intelectual, emocional y social
  • Reduce el riesgo de cáncer de ovario y de seno, especialmente si el periodo de lactancia es de uno y medio a dos años

Tipos

  • Abrupto: Es el menos adecuado y sólo aconsejable para casos especiales, por ejemplo, cuando una mujer con cáncer debe iniciar un tratamiento de quimioterapia. Es difícil porque tu bebé lo sentirá como abandono y tú seguirás produciendo leche que al no ser extraída, podría hacer que tus pechos se congestionen, con riesgo de padecer mastitis o un absceso. Para evitarlo y disminuir el dolor, vacía las glándulas mamarias pero teniendo cuidado de no hacerlo por completo, ya que esto hará que se produzca más. Las comprensas frías ayudan a aliviar las molestias
  • Natural: Tu hijo determina el momento en el que finaliza este periodo aunque si tiene más de un año y aún no lo hace, es normal que te sientas presionada por amigos y familiares para destetarlo pues nuestra sociedad no está acostumbrada a las lactancias prolongadas. Si es tu caso, busca un grupo de apoyo para compartir experiencias con otras mamás que estén en circunstancias similares
  • Planeado o paulatino: Tú y tu pareja decidirán que llegó el momento y si lo hacen lentamente para que su hijo lo vaya asimilando. De esta forma, la leche materna es sustituida en forma gradual por otros alimentos

Tips para lograrlo

  • Elimina una toma cada semana, así permitirás que tu cuerpo se adecue  a la cantidad de leche que genera y evitarás congestiones
  • Cambia las rutinas y excluye aquellas que lo inciten a amamantar, como un sillón o cierto tipo de música relajante
  • Haz que las tomas duren menos tiempo cada vez, asegúrate de estar viendo un reloj
  • Establece un itinerario para suprimir la toma de la noche (la más difícil), por ejemplo, a las 7 pm báñalo, dale de cenar, cuéntale un cuento y por último amamántalo pero ve omitiéndola un día sí y un día no
  • Ofrécele un biberón o el vaso entrenador

pleca-inferior-avent-lactancia2

Artículos relacionados