La lactancia materna y su impacto en el medio ambiente

Mamá al Cubo · 18 agosto, 2016

Los beneficios no sólo son para tus hijos, también evitas daños al planeta.

Para mí, la Lactancia Materna significa amor, contención, alimentación, devoción, responsabilidad;  pero también ahora significa trabajo, proyecto de vida, y devolver al mundo un poquito de todo lo que yo recibo. Por todo lo anterior llegó a mi mente algo que nunca había pensado de la Lactancia Materna y su impacto en el medio ambiente, o más bien dicho su NO impacto, y es que este año, la Semana Mundial de la Lactancia Materna tuvo como tema “Desarrollo Sustentable”, entonces desde hace días he estado dándole vueltas al tema y en efecto, dar el pecho también es cuidar nuestro planeta. Resulta que en los tres años y medio que he dado pecho, uno a mi hija Paula y 2.8 a Victoria, evité el consumo de agua potable para lavar los biberones, evité consumo de energía eléctrica al no tener que usar esterilizador o microondas. Evité el consumo de agua embotellada y con esto evité que botellas de agua se convirtieran en basura. Es decir, con esto reduje un impacto ecológico e incluso el de mis hijas al menos durante un tiempo. Te interesa: VIDEO- Cómo conservar la leche materna Pero hay otra cosa que tiene que ver con el desarrollo sustentable y eso es lograr sociedades más sanas y más saludables en todos los sentidos. Por ejemplo: yo veo claras y contudentes diferencias en cuanto a la salud de mis hijas que fueron amamantadas y la salud de mi hijo mayor que no tomó más de dos meses de leche materna y siempre acompañada de fórmula, jamás fue exclusiva la leche materna. Entonces, entre mi experiencia como mamá y luego como asesora de lactancia me queda claro que de adultas mis hijas van a tener una salud más resistente, y que su recuperación de enfermedades comunes será más rápida, sin contar que el hecho de haber tomado leche materna les reduce, en gran porcentaje, las probabilidades de padecer enfermedades crónico-degenerativas o diabetes. No significa que mi hijo vaya a sufrir lo opuesto a sus hermanas, solo que sus probabilidades son mayores. Te interesa: Las 4 enfermedades más peligrosas en niños Asi que tener una sociedad sana, reduce gastos en medicinas, servicios, atención médica y así nos podríamos seguir. Al final del día cuando lo pienso ya en grande, más allá de mi pequeño mundo que es mi familia, la Lactancia Materna también tiene qué ver con las finanzas, el medio ambiente, las emociones y por supuesto la alimentación. Les voy a dejar sólo un dato: para producir 1 kilo de fórmula, se ocupan cuatro mil litros de agua, o sea que además del agua que ahorré en no lavar biberones, le ahorré al planeta el consumo de millones de litros de agua en producir fórmula láctea. Me impresiona muchísimo. Uno de los otros beneficios que me ha dado la Lactancia Materna es conocer gente, sobre todo mujeres increíbles, fuertes, guerreras dedicadas a difundir los beneficios de dar el pecho a nuestros bebés y eso se convierte en mamás contentas, felices, menos aisladas. Nunca olvidaré lo sola que me sentí en mi primer posparto y el fracaso de una primer lactancia, todavía cuando lo recuerdo lloro, pero no importa, así fue y aprendí mi lección. Te interesa: Complicaciones de la lactancia que sí tienen solución
¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (0 votos)
Loading...