Aliméntalo sano y sin batallar

Marybel Yáñez · 9 febrero, 2016

Que la hora de la comida no sea una batalla campal. ¡Toma nota!

Sabemos que irremediablemente llega un momento en que los hijos se resisten a comer cierto tipo de alimentos, haciendo que cada comida parezca interminable. No tienes por qué culparte, esto es algo muy natural y que le pasa a la mayoría. Lo importante es encontrar la forma de lograrlo e integrarlo a sus hábitos. Checa por qué es tan importante una alimentación balanceada:

Mi hijo no quiere comer, ¿por qué?

Las razones por las que tu hijo puede llegar a mostrar rechazo ante ciertas comidas son múltiples, pero entre las más comunes están:

  • Mala absorción intestinal: el intestino tiene una deficiente absorción de los nutrientes que incorporan al torrente sanguíneo lo que puede provocar diversos trastornos en su organismo. La falta de apetito es uno de sus principales síntomas.
  • No tener horarios establecidos: la adopción de un itinerario es muy importante para ayudar a marcar un ciclo en su organismo y evitarle problemas de salud.
  • Sabores y texturas: tu hijo se encuentra en una maravillosa etapa de experimentación y descubrimiento, y esto también aplica a sus comidas. Si algo le produce desagrado intenta variar un poco el sabor y la consistencia.
    ¿Ya probaste con el Baby led weaning? 
  • Se distrae con facilidad: los ruidos, movimientos y objetos cercanos pueden desviar su atención fácilmente.

¿Cómo lo motivo para que coma?

Si ya descartaste un posible trastorno en su organismo, hay algunas acciones muy sencillas que tú y tu pareja pueden llevar a cabo para conseguir que coma:

  • Fija un horario para cada comida y respétalo.
  • Predica con el ejemplo, integra en la dieta de todos los miembros de la familia alimentos de los distintos grupos.
  • Nunca asocies la comida con conceptos negativos, por ejemplo como forma de castigo.
  • No lo sobreestimules a la hora de la comida, está bien que te apoyes en un juego pero procura que éste gire en torno a la comida para evitar que se distraiga. En cuanto a colores, lo recomendable a partir de 1 año y hasta los 3 es no agregar más de 2 colores en su comida.

La importancia de una dieta balanceada

No por evitar una pelea con él lo dejes comer sólo aquellos alimentos que le gustan ya que sólo harás más grande el problema. Una dieta balanceada le aporta:

  • Vitaminas y minerales a través de las frutas y verduras. Conoce cuáles son más frescas según la temporada
  • Carbohidratos a través de los cereales y tubérculos. Otorgan energía.
  • Proteínas a través de alimentos de origen animal. Además son la estructura  de enzimas, de la hemoglobina y los músculos.

Combina los alimentos que le das para hacer su menú más variado y ayudarlo a aceptar distintos sabores, por ejemplo un día dale chayote, pescado y fruta, y al siguiente ensalada, carne y aguacate.

Te interesa: Prepara una papilla de zanahoria y pera

Que no le falte:

  1. Proteína
  2. Calcio
  3. Grasas omega
  4. Aminoácidos
  5. Zinc
  6. Hierro

La mejor forma de obtener estos nutrimentos es a través de una leche de continuación ya que la leche de vaca y de tetrapak contiene otro tipo de elementos que no le aportan beneficios a su organismo y que, al contario, podría ocasionarle un desajuste en su peso normal. Alimentos que no deben faltar en casa:

  • Prebióticos, aportan fibra
  • Probióticos, bacterias benéficas para su organismo
  • Simbióticos, una mezcla de los 2 anteriores

Recuerda que sus primeros años son muy importante para fortalecer su sistema inmune, inculcarle buenos hábitos alimenticios y reducir el riesgo de enfermedades en la edad adulta.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (0 votos)
Loading...