Una de las cosas más especiales que has experimentado desde que te convertiste en mamá es amamantar a tu bebé. Todo parecía felicidad hasta que sin razón aparente notas a tu bebé incómodo y tras terminar de comer, vomita, tiene dolor en el abdomen y exceso de gases… ¡Cuidado! Puede tratarse de una alergia.

 

¿Qué hago si la leche materna le cae mal?

 

Revisa que no tenga:

  • Erupciones cutáneas
  • Hinchazón en algunas zonas del cuerpo
  • Deposiciones con sangre, flojas o mucosas

 


Sensibilidad

 


Comúnmente, estos síntomas se manifiestan en la hora posterior a una toma. Su gravedad depende de la sensibilidad de tu bebé y de la cantidad ingerida.
Ahora bien, una parte de lo que comes se metaboliza para producir leche. Si consumes ciertos alérgenos (como leche de vaca, huevos, nueces, cacahuetes o trigo), algunos de sus componentes permanecerán en ti hasta cuatro días después y probablemente pasarán a tu hijo.


Esto no significa que haya una lista negra de alimentos, todo es una posibilidad. De acuerdo con La Liga de la Leche, lo que una mamá puede o no comer durante la lactancia depende de dónde viva y de a quién le pregunte; cada persona es diferente.

 

Checa: ¿Puedo usar anticonceptivos durante la lactancia?

 


La ruta


Si piensas que ha tenido reacciones a tu leche, evita consumir aquellas cosas que él parece no tolerar; lleva un registro de lo que bebes, comes y cómo le va cayendo. Por ejemplo:

  • Identifica lo que has comido. Uno de los principales alérgenos son los lácteos; retira los de cabra, oveja y vaca.
  • Checa los ingredientes. Lactoalbúmina y caseína son proteínas extraídas de la leche y responsables en muchos casos de la persistencia de la alergia.
  • Busca opciones. Para satisfacer tus requerimientos de calcio puedes consumir lentejas, frutos secos e incluso carne

Esto no significa que debas tener una mala impresión de los alimentos que se relacionan frecuentemente con alergias; antes de cualquier consideración, observa a tu hijo. Algún día podrá consumir lo mismo que tú, sólo permite que maduren sus mecanismos de tolerancia.

 

Checa: ¿El tamaño de los pechos importa en la lactancia?


Cólicos


En algunos casos, son provocados por los lácteos y vegetales, como el brócoli; suprímelos por varios días y continúa la lactancia. No te olvides de comentar todas tus dudas con el pediatra.