Bebés obesos, ¿adultos obesos?

Marybel Yáñez · 13 enero, 2015

Si desde niño está bien alimentado, evitará problemas como la obesidad.

En los primeros años (0 a 6) se forman las células de grasa (adipocitos) que acompañarán al individuo en toda su vida. Estas células se forman en cantidad, es decir, en volumen. Los primeros 6 meses de tu bebé, en el que sólo debes alimentarlo con leche materna, las células de grasa son normales. Sin embargo, muchas mamás al iniciar la ablactación, comienzan con jugos o endulzando las papillas haciendo que esas células vayan acumulando más grasa. Después de los 6 años aproximadamente, estas mismas se desarrollarán y se harán grandes o pequeñas. Eso significa que si en la edad adulta la persona está obesa, es porque en la infancia formó demasiadas células de grasa y por eso ahora tiene obesidad.

Así que la clave para evitar que tu hijo sufra en un futuro de obesidad y sobrepeso, es darle una buena alimentación en las etapas tempranas de vida.

 

Lo que debes saber

 

Porciones

 

La dieta de un niño debe incluir desayuno, comida, cena y 2 pequeñas colaciones. El aporte de calorías es distinto en cada una de ellas.

% que representa del total

de calorías al día

Ejemplo de una dieta de 1000kcal

Desayuno: 25%

250 kcal

Colación 1: 10%

100 kcal

Comida: 35%

350 kcal

Colación 2: 10%

100 kcal

Cena: 20%

200kcal

 

Desde otra perspectiva:

 

Si la comida de un niño consiste en

  • 1 carbohidrato o cereal
  • 2 proteínas
  • 1 fruta
  • Verdura (libre)

Y los papás o guardería le dieron 2 carbohidratos, 3 proteínas y 1 fruta, este extra de porción es lo que engorda y hace formar células de grasa.

 

Azúcar y grasas

 

El exceso de grasa y azúcares engorda, además son sustancias adictivas. Es importante mencionar que la leche puede tener sacarosa o azúcar de mesa.

Al darle leche de continuación a tu hijo debes fijarte que no contenga sacarosa. Revisa que no estén muy dulces para ayudar a generar buenos hábitos alimenticios.

Procura

Evita

Variar los alimentos que le das todas las mañanas.

Dar siempre el mismo desayuno, ya que la variedad hará que esté mejor nutrido, porque cada alimento es rico en uno o varios nutrimentos.

Darle cantidades suficientes dependiendo de la actividad que vaya a desempeñar a primera hora en la escuela. Si inicia su día con clase de deportes, no le des demasiado alimento porque probablemente le caerá pesado para ejercitarse.

Darle guisados del día anterior. Sobrealimentarlo en el desayuno provocará que la sangre se concentre en la digestión y no en su cerebro para los procesos cognitivos y de aprendizaje.

Darle alimentos sólidos y líquidos en el desayuno.

Darle licuados “bomba”, ya que puedes estar desequilibrando su alimentación.

Que coma con tiempo y sin distracciones.

Que coma en el auto.

Siempre darle de desayunar. Hay niños que no apetecen alimento muy temprano, por lo que a ellos es necesario darles algo ligero para cargarse de energía.

Darle dinero porque no le dio tiempo o no apeteció nada de desayunar. Se sabe que los niños que no van desayunados a la escuela, consumen más calorías en la siguiente comida (lunch o comida de medio día).

 

¿Cómo armar menús balanceados?

 

  1. Debe contener al menos un alimento de los tres grupos con azúcar o grasa
  2. Hay que respetar la porción
  3. Balanceado significa comer en la misma cantidad de los tres grupos
  • Grupo 1: verduras y frutas (todas)
  • Grupo 2: cereales (papa, camote, trigo, maíz, cebada, centeno, avena, azúcar, etc)
  • Grupo 3: leguminosas y alimentos de origen animal (huevo, leche, queso, pescado, atún, carne roja, pollo, jamón, salchicha, frijoles, habas, lentejas, etc)

buen_comer

Para armar tus menús balanceados y nutritivos sigue estas instrucciones:

  1. Haz una tabla y anota en la primera columna todos los ingredientes que incluye el lunch
  2. Identifica a qué grupo pertenece cada uno de los alimentos y ponlo debajo del grupo al que corresponda
  3. Observa si faltan alimentos de algún grupo, si es así, agrégale un platillo o un alimento al grupo que falta
  4. Recuerda que cada grupo debe guardar casi la misma proporción respecto a los demás grupos para no excederse en algún alimento

 

Ejemplos

 

Comida

VERDURAS Y FRUTAS

CEREALES

PRODUCTOS DE ORIGEN ANIMAL Y LEGUMINOSAS

Mollete de frijoles y fruta

1 manzana y salsa pico de gallo

Pan

Frijoles

Frituras de maíz, zanahorias rayadas con piquín y 1 jugo de soya

Zanahorias

Frituras de maíz

Jugo o leche

Quesadilla de queso con verduras y agua de frutas natural

Melón (agua)

Champiñones o flor de calabaza

Tortilla de maíz

Queso Oaxaca o leche

¡Haz copias de esta tabla y practica! Verás que es muy fácil hacer comidas balanceadas.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (10 votes, average: 4,70 out of 5)
Loading...