En términos súper claros, la motricidad gruesa es el control de cabeza, brazos y el torso.  La motricidad permite que los niños se relacionen con su entorno. Son las habilidades motoras en donde están implicados el movimiento y la coordinación de músculos como brazos y piernas, así como de otras partes grandes del cuerpo.  En conjunto con la coordinación motora, dan como resultado la coordinación. [relacionado id=2570] Estos movimientos que se van desarrollando en los primeros años, pero los más llamativos son seis, que deben seguir cierto patrón según la edad que tenga: Sentarse sin ayuda: La mayoría de los bebés lo hace a los 6 meses, pero posible que lo hagan casi desde los 4 a los 8 meses. Pararse con ayuda: Algunos bebés logran hacerlo a los 7 meses y medio, pero es posible que lo haga desde los 5 meses o hasta los 10 meses. Gateo con brazos y piernas: Casi todos los bebés gatean a los 9 meses o antes, dependerá mucho de la estimulación y podrían lograrlo desde los 6 meses. Camina con ayuda: La mayoría de los bebés lo logra a los 10 meses o un mes antes. También es posible que lo haga a los 6 meses o incluso hasta su primer año. Se para solo: Los bebés logran caminar solos hasta los 11 meses, pero es posible e incluso normal que lo hagan entre los 7 y los 15 meses. Caminar sin ayuda: La mayoría de los bebés lo logra a los 12 o 13 meses. [relacionado id= 3138]