Frases reconfortantes para cuando tu hijo está llorando

Redacción bbmundo · 26 octubre, 2020

Decirle "no llores" minimiza sus sentimientos, mejor dile estas frases reconfortantes para cuando tu hijo está llorando.

  • 1

    1

    ¿Te imaginas llorar y que alguien minimice lo que estás sintiendo? Algo así haces sentir a tu hijo cuando le dices «¡Deja de llorar!».

    Esta frase te puede ayudar a que entienda que tiene a alguien que lo respalda, incluso cuando él diga que no quiere.

  • 2

    2

    Sin embargo, nuestro trabajo como padres es apoyar el desarrollo de la autorregulación emocional  de tu hijo, algo que solamente puedes hacer al desarrollar empatía y comprensión.

    Con una frase tan sencilla como esta, tu hijo sabrá que lo escuchas, que lo ves.

     

  • 3

    3

    Por eso es importante que a través de otras frases enseñemos a nuestros hijos a saber que en nosotros encontrarán contención.

  • 4

    4

    Reconocer que hay un motivo que desencadenó el malestar de tu hijo, le servirá para  que él la identifique y pueda saber qué sigue a continuación.

  • 5

    5

    Sacarlo del momento de frustración, le dará la oportunidad de calmarse. Lo más probable es que solamente necesite pasar un tiempo tranquilo. Respiren juntos o dile que te ayude a hacer la comida o a armar un rompecabezas.

  • 6

    6

    Con esta frase conecta con tu hijo, abrázalo, tómalo de la mano y que sepa que estás para él.

  • 7

    7

    Incluso si aún no puede hablar, esto le ayudará a practicar para que pueda analizar el verdadero motivo que lo tiene así.

  • 8

    8

    La distracción puede servir para calmarlo, en especial si se trata de recordar un momento divertido o feliz. También pueden platicar sobre un plan que tenían programado como ir al parque o cocinar en familia y en lo divertido que será ese momento.

  • 9

    9

    Aunque nos encanta que nuestros críos sean autosuficientes, es importante que sepan lo respaldados que están. Enséñale  buscar la solución, a través del procesamiento de sus emociones, para observar la situación de una manera objetiva.

  • 10

    10

    Algunas veces, el niño llora por frustración y muchas veces ellos necesitan ayuda en momentos como: a la hora de realizar una tarea, un descanso ante una situación emocional o cuando intenta hacer una nueva tarea.

    Ayúdalo a sentirse importante, preguntándole qué necesita, hazle sentir que él tiene el poder de solucionar sus propios conflictos.