¿Mi hijo tiene un problema de lenguaje?

Guadalupe Camacho · 10 diciembre, 2019

Si tu crío habla poco, no se le entiende e incluso, tienes que gritarle para que siga una instrucción, puede ser que tenga un problema del lenguaje.

Si tu pequeño ya cumplió cuatro años de edad y todavía balbucea, no pronuncia correctamente los sonidos de las letras o tampoco comprende las instrucciones que le dan sus maestros, otras personas o tú, tal vez tenga un problema del lenguaje.

«La adquisición del lenguaje hablado, tanto en el plano comprensivo como expresivo, deberá comenzar desde los primeros seis meses de vida hasta aproximadamente los tres años, edad en la que los niños ya deben comunicarse correctamente y si no ocurre así entonces existe una alteración, retraso o inconsistencia en el desarrollo del lenguaje”, explica la maestra, Reyna García Hernández, adscrita desde hace 23 años al área de Comunicación Humana, en el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR).

¿Mi hijo tiene un problema de lenguaje?

“Todo los niños pasan por etapas dentro del proceso de adquisición del lenguaje. Al principio comienzan con un balbuceo constante, después vocalizaciones de sílabas sin sentido, enseguida mencionan palabras simples y después realizan oraciones claras y articuladas, para seguir con oraciones largas que tienen sentido dentro de un contexto, llevando así a una conversación fluida”, precisa.

Al paso de los años ¿hablará mejor? Un niño tiene que adquirir ciertas habilidades en su desarrollo y es —justamente— el lenguaje una de las más esenciales, y cuando no existe parcial o totalmente, es muy notorio puesto que el lenguaje se utiliza en todas las áreas del conocimiento.

Te recomendamos: Mi hijo no pronuncia bien la “r” ni la “rr»

Por eso, es muy importante que los padres, tutores o maestros estén muy atentos cuando se presente un retraso o alteración en el lenguaje. En México, de acuerdo con la entrevistada, la incidencia de trastornos del lenguaje es mayor en los varones: por cada diez niños con problemas sólo hay dos niñas. ¿La razón? Aún no se sabe.

García Hernández, terapeuta del lenguaje, indica que, “a partir de los dos años y medio, las niñas logran completar un lenguaje fluido con una sintaxis adecuada, con fonología y pragmática sin alteraciones, es decir hablan perfecto, entienden su entorno y están atentas a él. Por su parte, los varones desarrollan, en promedio, estas habilidades a los 3 años y medio». Entonces, si tu hijo ya tiene cuatro años o más y no habla correctamente deberás llevarlo con un experto, para que sea evaluado.

 

¿No puede pronunciar a R o la S?

Los trastornos del leguaje más comunes son de fonética, es decir los pequeños no pueden pronunciar un sonido como la S, la R, la Ll, la G, entre otros y en ocasiones sólo le entienden sus familiares cercanos. Otro trastorno común es: que simplemente tu pequeño no habla, ni pronuncia palabras, aunque sí llora. También puede ser que hable muy poco, no se le entienda, o se salga de contexto frente a una pregunta o conversación.

Te recomendamos: 8 libros para facilitar el desarrollo del lenguaje

Cuando observes que tu hijo o hija tiene algún problema del lenguaje es necesario que lo lleves a una evaluación con:

  1. Médicos expertos en comunicación humana
  2. Pediatras
  3. Foniatras
  4. Audiólogos
  5. Terapeutas de lenguaje

La entrevistada explica que son justamente los terapeutas del lenguaje los encargados de rehabilitar los problemas que tenga tu hijo en el lenguaje y es el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) los encargados de brindar el servicio de terapia. Sin embargo, existen muchos otros lugares donde puedes acceder a un tratamiento integral.

  • Instituto Nacional de Rehabilitación
    Área de Comunicación Humana está la Clínica de lenguaje donde se atienden a cualquier menor que tenga un problema en el lenguaje.
    De la Ciudad de México: 5999-1000 (Opción 2)
    Larga Distancia Sin Costo: 01800 1010 467 (INR)
  • Hospital Manuel Gea González
    Tel. 4000 5700
    01 800 0220 820
  • Hospital Pediátrico Infantil
    Tel. 5228 9917
  • Hospital Juan N. Navarro
    Tel. 5655 8875
    entre otras instituciones también atienden un problema de lenguaje en los menores.

 

Los niños “especiales”

“Los niños que tienen alguna alteración durante el embarazo, parto o cesárea, así como aquellos que sean prematuros, y los que tengan algunas condiciones del espectro autista, pueden también tener —con mayor frecuencia— trastornos del lenguaje”, explica la maestra García Hernández, advierte la experta en neurodesarrollo.

Además, los niños deberán ser atendidos con una terapia de lenguaje se enfoque en todos los aspectos lingüísticos, como el fonologico (fonemas alterados), semántico (comprensión del lenguaje), sintáctico (el orden, la estructura de las oraciones), pragmático (cómo utiliza el lenguaje).

La terapia deberá durar en promedio 50 minutos y lo recomendable son de dos sesiones por semana, y hay que recordar que “las habilidades cerebrales como el lenguaje, no son heredadas, se crean y se forman en cada persona, y, desde la década de los ochenta comenzamos a observar que era necesario brindar este tipo de tratamiento, puesto que cada año son diagnosticados con problemas del lenguaje mil 500 niños en el Instituto Nacional de Rehabilitación”, advierte la experta.

“Los padres no deben pasar por alto el que su pequeño no tenga la habilidad lingüística, ni creer que cuando crezca hablará bien, si lo hacen dejar pasar el tiempo donde se perderá una gran oportunidad para el niño”, lamenta García Hernández.

Te recomendamos: Así es como la alimentación influye en el habla de tu bebé