8 libros para facilitar el desarrollo del lenguaje

Mónica Bolaños · 2 octubre, 2019

Leerle a los niños es una excelente actividad para promover el desarrollo del lenguaje y la estimulación del habla desde muy temprana edad.

Leerle a los niños es una excelente actividad para promover el desarrollo del lenguaje desde muy temprana edad. Esto debido principalmente a la cantidad de vocabulario que pueden ver y escuchar en un libro, y a la interacción social que ésta involucra. Por ello en esta ocasión te presento ​8 libros​ con los que podrás facilitar el inicio del habla en tus hijos, pacientes o alumnos.

Recuerda ser creativo para explotar al máximo los libros. Elementos como la repetición, la entonación y los cambios de voz hacen que los niños se mantengan motivados a la lectura. Así mismo el uso de canciones, señas y actuaciones, son de gran utilidad para convertir esta actividad en un juego que motive a chicos y grandes a querer leer más.

8 libros para facilitar el desarrollo del lenguaje

Mi imaginario básico al dedillo, de Xavier Deneux

En este libro encontrarás más de 100 palabras clasificadas en las siguientes categorías: colores, números, formas y contrarios, acompañadas por diferentes texturas que hacen los niños integren información de manera multisensorial.

Los materiales con los que está hecho, lo hacen seguro, duradero y recomendable para bebés a partir de 10 meses.

Consíguelo aquí

Veo veo, de Antonio Rubio y Óscar Villán

Veo veo pertenece a la colección “De la cuna a la luna” en la que con sencillas ilustraciones y muy poco texto rimado, sus creadores invitan al lector a crear canciones fáciles de memorizar, con la intención de promover el desarrollo de habilidades cognitivas en niños pequeños. Este libro cuenta con la particularidad de ir sumando elementos cada dos páginas, para hacer progresiva y acumulativa su aparición.

Consíguelo aquí

Palabras, de Novelty Ediciones

En este libro puedes encontrar más de 30 palabras ilustradas mediante la combinación de huellas digitales y figuras simples. Esta manera creativa de presentar cada objeto, permite además de presentarle a los niños mayor vocabulario, brindarles una experiencia táctil irresistible.

Te recomendamos: Libros para enseñarle inteligencia emocional a tus hijos

El fondo blanco en cada hoja favorece a la integración de los objetos que componen cada imagen, y el material del que está hecho (cartón), garantiza su durabilidad.

Consíguelo aquí

¡Hola Mole!, de Adriana Tellaeche e Irma Uribe

¡Hola Mole! Es un libro totalmente original y diferente a lo que estamos acostumbrados a ver. Cada página brinda una oportunidad para imaginar, crear, comunicar, jugar y cantar, ya que no cuenta con una historia como tal.
Al ser un libro pequeño y ligero es fácil de transportar a todos lados. Es seguro ya que no cuenta con grapas o esquinas filosas, irrompible y resistente al agua.

Fue creado por Ate con queso, una empresa mexicana comprometida con la educación y formación infantil. Cuenta con un modelo 1-1 en el que por cada libro vendido, se dona otro igual a comunidades de escasos recursos.

Consíguelo aquí

Adivina quién soy, de Taro Gomi

Este es uno de esos libros que rápidamente se convierte en favorito de los niños porque permite crear juegos divertidos en donde la interacción con el adulto lector es primordial. Los orificios que atraviesan todas sus páginas son una característica importante para ello, así como el juego de adivinanzas que promueve el desarrollo de habilidades de atención y memoria.

Consíguelo aquí

Los sonidos de la granja, de Emily Bolam

En este libro se encuentran elementos que estimulan tanto el área visual, como la auditiva y táctil de los niños, ya que cada página cuenta con ilustraciones llamativas, texturas y sonidos que imitan a diferentes animales de la granja.

Te recomendamos: 5 libros de poesía para niños

Aprender no sólo el nombre de los animales, sino el sonido que emiten favorece al desarrollo del lenguaje de una manera divertida.

Consíguelo aquí

Querido zoo, de Rod Campbell

¡Un clásico que no debe faltar en tu colección!. Su primera impresión fue hace más de 30 años y aún sigue siendo tan popular como el primer día que salió a la venta.
Cuenta con solapas que le brindan un factor sorpresa al lector para descubrir qué animal se encuentra escondido detrás de ellas.

Porque el lenguaje no se limita a sólo aprender a pronunciar palabras, incluí este libro porque considero que a partir de él, podemos establecer diálogos muy interesantes con los niños para enseñarles la importancia del cuidado y respeto hacia todos los seres que nos rodean. Verbalizar nuestras ideas y aprender a defenderlas es una habilidad sumamente valiosa.

Consíguelo aquí

Grande pequeño, de Leslie Patricelli

Enseñarle contrarios a los niños es una forma más de hacerlos conscientes del lugar que ocupan en el espacio, y de las relaciones que tienen con los objetos y personas con las que interactúan.

En este libro encontrarás opuestos en lo que a tamaño se refiere mediante ilustraciones simples pero llamativas, que hacen evidente el contraste entre pequeño y grande. Además, para todos aquellos interesados en un segundo idioma, esta es una muy buena opción para introducir vocabulario en inglés.

Te recomendamos: 10 libros que les enseñan a las niñas que no solo deben ser princesas

Consíguelo aquí

Ficha Anamar Orihuela