Qué importante es tener objetivos, metas y hobbies propios.  No nos damos cuenta pero muchas veces cuando tenemos un bebé volcamos toda nuestra atención, nuestros días y nuestras horas para satisfacer sus necesidades básicas, no perdernos ni un estornudo o simplemente acompañarlos en su transición de crecimiento pero, dónde quedamos nosotras como mujeres?  ¿ A dónde se van nuestros anhelos, nuestros sueños con la llegada de un bebé?

[relacionado id=26045]

Por eso creo que es de suma importancia ponernos pequeñas metas que nos saquen de esta zona de confort (o desconfort) para darnos un shot de energía y de satisfacción por aprender o hacer algo nuevo.

Esto me sucedió cuando una amiga me invitó a ser parte de las 25 mujeres que correrían la carrera Bonafont que fue simultánea en todos los estados de la República y donde participaron alrededor de 33,000 mujeres!  Para mi fue un honor que me invitar a formar parte de este equipo,  pero tenía mucho miedo de que aunque eran 5 kilómetros. Nunca había corrido una carrera, justo porque cuando empezaba a entrenar no tenia tiempo, me daba flojera o estaba muy cansada. 

Cualquier excusa era buena para no correr.  Decidí tomarlo en serio y entrené por 2 semanas seguidas, traté de cuidar mi alimentación, de dormir bien (cuando se podía) y por supuesto de no descuidar a mi hija ni a mi familia.

Llegó el día y no pude dormir de los nervios, tenía pesadillas de que me caía a la mitad de la carrera o que se me iba el aire…  Ya se que suena a tontería pero para mi se volvió algo sumamente importante acabar la carrera bien y con buen tiempo.

[relacionado id=23699]

Cuando llegué a la meta me invadió un sentimiento de felicidad y de adrenalina, acabé en 29 minutos, mejor de lo que hubiera esperado.  Me dolió el cuerpo durante dos días pero no me importó, me sentía feliz y satisfecha con ese pequeño logro y se que Martina y mi esposo se dieron cuenta del pequeño cambio que aconteció en mi en esas semanas y lo fuerte y feliz que me sentía.  Gracias a esa experiencia ahora quiero inscribirme a todas las carreras que se organizan todos los domingos en la ciudad. 

Descubrí que puedo ser un ejemplo para mi familia, para mas mujeres y sobretodo para mi y que los logros por más pequeños que sean pueden marcar una diferencia