Argo: la cuna anti WiFi protege a tu bebé de la radiación

Redacción bbmundo · 4 julio, 2019

Conoce todo sobre Argo, la cuna anti WiFi que protege a los bebés de la radiación electromagnética. Te decimos cómo funciona y de qué está hecha.

Argo: la cuna anti WiFi protege a tu bebé de la radiación

En los últimos años se ha dado a conocer los efectos que producen las ondas electromagnéticas en la salud de la gente, en especial de los más pequeños. Para proteger a los críos, los maestro ebanistas Ludwing&Dominique han diseñado Argo: la cuna anti WiFi protege a tu bebé de la radiación. Te contamos de en qué consiste y cómo fue fabricada.

Argo: la cuna anti WiFi estuvo inspirada en la constelación Argo Navis

Con el objetivo de prevenir que los niños desarrollen dolores de cabeza, insomnio, depresión e irritabilidad, causada por la radiación que emanan los electrodomésticos,  el WiFi y la telefonía movil del hogar; los diseñadores del Studio Noir Vif, en París, dieron vida a esta cuna que combina la geometría y el lujo con materiales como: nogal francés, cobre, colas para animales, acabado aceitado y tapicería de tela de lana.

Conoce: ¿A qué edad deben usar la tecnología?

Argo: la cuna anti WiFi, está compuesta por madera de nogal francés y un fino tejido de cobre que crea una barrera de protectora contra las ondas electromagnéticas. Su diseño se divide en tres secciones: casco, popa y vela.

Casco: de forma redondeada que simboliza el útero materno.

Popa: pieza retráctil, que simula la capota de un coche deportivo. Contrachapado de nogal muy fino, 6mm de grosor. Tiene como detalle la impresión de la constelación en el reverso de la popa.

Al cerrarse, se convierte en una capa transpirable que  protege de la luz intensa y filtra las ondas electromagnéticas.

Vela: Parte ligera de Argo: la cuna anti WiFi, ya que está realizado con un alambre de cobre que permite el paso del aire incluso cuando está cerrada.

También: La tecnología, la nueva aliada de las mamás

La tecnología que apoyó la creación de este producto  fue posible por el Laboratorio de Investigación de Materiales de Paristech MINES, donde también buscan proteger la salud de las diferentes tecnologías, por lo que recomiendan que aquellos que no tendrán acceso a esta cuna recuerden tener el acceso de WiFi por lo menos a un metro de distancia del espacio donde descansa la familia. Además de tenerlo apagado si no se usa.

Foto de portada: ludwigetdominique.com
Artículo original: expansion.com