Estamos en la semana 32 del embarazo, sólo te faltan 8, y tu bebé lo sabe. Ha alcanzado un peso de más de 2 kilos y alrededor de 46 centímetros, es como un melón. Ahora, tiene pelo y las uñas en sus manos y pies están completas. Incluso, pueden crecer más y tendrás que cortarlas en cuanto nazca. Son tan delgaditas que parecen de papel, a mi me daba mucho nervio pero se puede hacer con una lima o unas tijeras suavecitas.

¿Qué sorpresas trae la semana 32 del embarazo?

Prácticamente todos sus órganos están listos. Sus pulmones continúan madurando, aunque se terminarán de desarrollar más adelante, ya sabes, estarán completamente listos hasta que sean capaces de dar su primer gran inhalación de aire y eso va a pasar cuando nazca.

Su esqueleto se ha formado por completo, pero sus huesos aún son muy suaves y flexibles. Ya no sería posible verlos a través de la piel, porque por fin su capa de grasa la fortalece y la vuelve opaca. Si aún no lo ha hecho, pronto se acomodará de cabeza para nacer, aunque no todos los bebés se colocan en esta posición. No te desesperes, puede hacerlo unos días antes de nacer, con un poco de esfuerzo. Y hay quienes prefieren nacer de pompas, qué le vamos a hacer.

En la semana 32 del embarazo tal vez empieces a sacar un líquido amarillo por tus pezones. Es el calostro, la primera leche que es básica para tu chiquito. Que gotees ahora es señal de que todo está listo para la lactancia, así que ponte un protector y ¡adelante!

Con el aumento de peso de tu bebé y los kilos que tú has ganado, te cansarás más rápido. La presión que ejerce tu útero sobre tu diafragma hará que te sofoques un poco y tu digestión puede ser cada vez más lenta, porque también los órganos de tu sistema digestivo están presionados por el útero. Paciencia. El flujo sanguíneo en tu organismo para esta semana habrá aumentado entre un 40% y un 50%. Como durante todo tu embarazo, es fundamental que bebas suficiente agua y que hagas varias comidas pequeñas al día, creeme, con tu bebé presionando tu estómago, y un hambre permanente, no se te va a antojar otro modo de comer.

Tu cuerpo se está preparando para el nacimiento de tu bebé, mientras tanto, durante la semana 32 del embarazo tendrás que planear muchas cosas para que cuando tu crío nazca estés lista para recibirlo con amor, organización y un poco menos de ansiedad

Estamos en la semana 32, empezando a pensar en cómo será tu vida con el bebé. Este bebé acurrucado en tu vientre es como un melón, ya pesa 2 kilos y mide 46 centímetros. Su piel está forrada por dentro de grasa y sus órganos y huesos están formados. Sólo seguirán madurando, especialmente los pulmones y el cerebro.

Ahí dentro, tu bebé patea, se chupa el dedo, traga líquido amniótico y tal vez, ya gire para quedarse cabeza abajo, listo para el parto.

Si no lo habías hecho antes, en la semana 32 del embarazo es momento de empezar a pensar algunos temas y tomar decisiones, una de las más importantes es si vas a regresar a trabajar. Sin importar lo que decidas, no te sientas culpable, ni te compares con otras mamás. Cada una de estas decisiones tiene sus ventajas y eres libre de escoger la que mejor vaya con tus circunstancias.

Hay muchas maneras de continuar tu carrera, no necesariamente trabajando en una oficina de nueve a seis. Hoy tienes muchas opciones de combinar la maternidad y el trabajo. Busca alternativas, incluso puedes emprender como muchas mujeres han hecho.

También lee:
→La semana 30 del embarazo
→La semana 29 del embarazo
→La semana 28 del embarazo