Tus hijos no son una calificación, preocúpate porque aprenda estas 4 cosas en su escuela

Redacción bbmundo · 24 marzo, 2020

Las calificaciones son buenas para medir el rendimiento de tu hijo pero al elegir una escuela fíjate que cumpla los siguientes puntos para criar un gran ser humano.

Muchos aún creemos que las calificaciones nos dictan la inteligencia de nuestros hijos; sin embargo, últimamente especialistas se han dado a la tarea de recalcar que más que preocuparnos por las calificaciones de nuestros hijos, debemos preocuparnos por los valores que aprenden. 

 4 factores que deben aprender en la escuela

Si quieres que tu hijo crezca como un ser humano auténtico, autónomo, exitoso y feliz, asegúrate que más que ir a la escuela para sacar 10, adquiera conocimiento de cuatro factores importantes para lograrlo:

✏ Respeto: cada que tu hijo va a la escuela, debe recordar qué es el respeto por sus compañeros y por sí mismo. Enséñale primero a aceptarse para darle seguridad y confianza, lo que lo llevará a tratar bien a los demás, pues tanto en casa como en la escuela le enseñan lo importante, valioso y único que es.

✏ Responsabilidad: hacerle la tarea a tu hijo, le quita responsabilidades. Permite que tanto en clases como en casa se haga responsable de sus actividades: estudiar, limpiar, tender su cama, participar en clases o estudiar para el examen. Cuando cumpla con sus actividades, no olvides elogiarlo. Si no lo hace, repite pero con buen tono y jamás perdiendo el control.

No te pierdas: TEST: Qué tipo de inteligencia tiene tu hijo

✏ Optimismo: eres su ejemplo y así como el maestro sonríe cuando inician las clases, tú muéstrale emoción cada que lo vas a dejar al colegio. Tienes que ser coherente con tus actitudes, si le enseñas a hacer las cosas con emoción, le saldrán bien y estará contento con los resultados.

✏ Honestidad: en el colegio o en casa, deben saber que apropiarse de lo que no es suyo, tiene consecuencias, al igual que las mentiras. Enseñarle este valor es importantísimo para que crezca en él la confianza hacia lo que hace y refuerce la sana convivencia con sus compañeros.

Por ejemplo, el preescolar TAE es un lugar lúdico en donde tu hijo desarrollará capacidades afectivas, emocionales, sociales, culturales, académicas y cognitivas, que reforzarán la confianza en sí mismo.

Su programa está basado en un método constructivista en donde los profesores funcionan como un mediador entre el conocimiento y las habilidades que aprenderán para su futura vida académica.

El sentido de la responsabilidad, la solidaridad y entender la importancia de las reglas, formará en tu crío hábitos que moldearán su carácter en esta primera etapa de la vida. Cursar el nivel preescolar en el TAE permite que desde sus primeras experiencias académicas se integre mejor a todo tipo de grupos y le permitirá afrontar los siguientes retos escolares.

También lee: El éxito de tus hijos también depende de la escuela que elijas