¿Cómo es la sexualidad de una mujer con diabetes?

Redacción bbmundo · 11 marzo, 2020

¿Cómo es la sexualidad de una mujer con diabetes? Conoce todos los detalles que debes saber y cómo hablarlos con tu pareja.

Las personas que viven con diabetes experimentan un amplio espectro de situaciones que requieren atención y cuidado para mantener sus niveles de glucosa bajo control y evitar complicaciones; sin embargo la sexualidad de una mujer con diabetes es un área poco explorada.

Así es la sexualidad de una mujer con diabetes

Hoy en día se continúan derribando tabúes y barreras en cuanto a salud sexual se refiere, al igual que con la diabetes, de la cual todavía hay mucho que aprender.

Hombres y mujeres experimentan complicaciones sexuales por una diabetes mal controlada, pero en el marco del Día Internacional de la Mujer, es que educadoras en diabetes invitamos a las pacientes que viven con esta condición a hablar sobre el tema: empoderarse de la situación y así recobrar calidad de vida.

Para muchas personas que viven con diabetes es complicado aceptar su condición, por los aspectos emocionales que conlleva. Si a esto se suma que la sexualidad de una mujer con diabetes es poco explorado, la situación se vuelve más complicada. En general,  las personas no relacionan la diabetes con la sexualidad, además de que no es tan fácil abordar el tema para ellos. Es muy importante hablarlo con los profesionales de la salud y con la pareja para tener una relación sexual sana y satisfactoria.

La Federación Mexicana de Diabetes (FMD) explica que en la respuesta sexual intervienen diferentes órganos y sistemas que se ven afectados por la presencia de la diabetes. Por ejemplo, el nivel alto de glucosa en la sangre ocasiona cansancio, mismo que puede minar el deseo sexual. Asimismo, la diabetes afecta la irrigación sanguínea impidiendo que llegue a los genitales.

En la mujer, hay falta de lubricación y expansión vaginal que provocan dolor durante el encuentro sexual e imposibilidad para llegar al orgasmo (anorgasmia). El funcionamiento sexual también se ve afectado por factores psicológicos tales como problemas de autoestima, ansiedad y depresión asociados a un mal afrontamiento de la propia diabetes. La persona con esta enfermedad puede sentirse insegura, percibirse enferma y poco atractiva, lo cual reduce las ganas de tener intimidad con la pareja1.

Algunas recomendaciones para controlar la sexualidad de una mujer con diabetes son:

  •  Llevar el tratamiento de cuidado de la diabetes de la mano del médico tratante y profesionales de la salud en todas sus áreas: alimentación, actividad física y tratamiento farmacológico, ya sea administración de insulina o medicamentos orales.
  • Buscar apoyo en herramientas digitales como apps para el control de la diabetes. Diabetes Care App le ayudará a las personas con diabetes a tomar mejores decisiones sobre su autocontrol gracias a su contenido educativo y de consulta. Mientras el usuario más alimente la aplicación con sus registros, datos e información, más personalizada será la asistencia que la aplicación pueda brindar, con ayuda más precisa e individualizada de acuerdo con las necesidades de cada quién.
  • Comunicación abierta con el equipo de profesionales de la salud ante cualquier síntoma de anomalía referente a la salud sexual (o de cualquier otra índole relacionado con la diabetes). Mientras más oportuno sea atendido, más positivo será el resultado.
  • La comunicación con la pareja también es importante para hacerle saber lo que necesitas y ambos estén preparados si alguna alta o baja de glucosa se llega a presentar sin arruinar el momento. 
Es clave para la sexualidad de una mujer con diabetes.
  • Monitorear los niveles de glucosa antes, durante y después del acto sexual para saber cómo proceder.
  • Tener a la mano alimentos de efecto rápido como jugo o barras de granola que ayuden a recuperarte si hay una baja de glucosa en sangre durante la relación sexual.
  • Evitar tomar bebidas alcohólicas (sobre todo en exceso). Lo ideal es consultar con el médico previamente si es posible consumirlas, el tipo de bebida y la cantidad que será menos perjudicial para tu caso.
  • Utilizar lubricantes. Es necesario consultar médicamente cuáles van mejor con tu tipo de piel, además de que los niveles de glucosa se pueden disparar dependiendo del tipo de productos que uses.

Contar con un asistente virtual para el cuidado de la sexualidad de una mujer con diabetes resulta sumamente útil para consultar cualquier duda al respecto, ya sea de alimentación, técnica de inyección de insulina, actividad física y demás temas de interés.

El desarrollo de herramientas digitales gratuitas y accesibles con el debido soporte clínico requerido pretende impactar positivamente a aquellos que viven con diabetes y necesitan apoyo tanto en la teoría como en la práctica para empoderarse de su enfermedad. Una mujer que toma el control de su diabetes toma también el control de su sexualidad.

Lo oportuno y que augura un mejor pronóstico es consultar con el médico tratante y/o profesionales de salud este tipo de situaciones para obtener resultados seguros y positivos, ya que no existen dos personas con diagnósticos de diabetes iguales.

Lic. Arlette Ramírez
Educadora en Diabetes
Facebook: Bienestar y Diabetes