6 Pasos para superar cuando tu hijo crezca y “deje el nido”

Redacción bbmundo · 29 abril, 2019

Que deje el nido, puede significar la peor tristeza para muchas madres. Si eres una de ellas, te dejamos estos pasos para superar cuando tu hijo crezca.

pasos para superar cuando tu hijo crezca

Por más que nos aferremos, pasará. Los niños dejarán el nido y los padres deberemos apoyarlos e impulsarlos a que busquen su autonomía. Sabemos que este paso puede ser algo doloroso, pero para esto te dejamos una guía de pasos para superar cuando tu hijo crezca y emprenda su propio camino.

 

6 Pasos para superar cuando tu hijo crezca

 

Antes que empecemos con nuestras recomendaciones, debes entender que aunque hagan su vida y tu crío se case o tenga hijos, tú siempre serás su madre o padre, así que pon de tu parte para facilitar el proceso. No les cortes las alas.

Acepta y suelta

 

Sabemos que cualquier separación es un proceso doloroso, pero debes aceptar que este es un proceso natural de la vida y el momento de que tu hijo emprenda el vuelo es también, la oportunidad para que tu “bebé gigante” se permita madurar y ponga a prueba toda la crianza que recibió en casa.

 

No te autocompadezcas

 

¡No! Por ningún motivo lo hagas sentir culpable, diciéndole que estás sola o que te sientes abandonada. No intentes chantajearlo porque puede que al principio caiga, pero terminarás provocando que no vaya a visitarte.

Controla tu humor

 

Cuando tu hijo crezca y deje el nido, lo más seguro es que experimentes cambios de humor constantes. Intenta controlarlos y ser honesta contigo y con el resto de las personas que se quedan en casa, para que te apoyen cuando entres en un momento de tristeza o enojo por la partida del crío; sin embargo, tampoco intentes usarlo siempre a tu favor y busca salir de este sentimiento lo antes posible.

Busca un pasatiempo

 

En muchos de los casos, cuando nos convertimos en madres, volcamos toda nuestra vida a los críos. Por lo tanto, cuando se van de casa sentimos que se nos cae el mundo; sin embargo para esto cuando crezca y te avise que pronto está por irse, aprovecha para buscar una nueva actividad y enfocar tu energía en algo que te haga feliz.

Olvídate del enojo y la culpa

 

No mereces ser presa de sentimientos que te destruyen. Es normal que si tu hijo se va te sientas molesta o culpable de haberlo provocado, pero si te contaminas con eso estarás alejándote cada vez más de tu sanación. Lo mejor es vencer tus demonios y negarles el control de tu vida.

No los hostigues

 

Cuando tu hijo crezca y “deje el nido” querrás llamarlo y mensajearlo en todo momento. Ya es independiente déjalo ser y si te llama evalúa si requiere de tu presencia o no. Este paso es importante para soltarlo poco a poco porque recuerda que cuando la marea baje, tú deberás regresar a casa.