Islandia, caracterizado por ser un paraíso con glaciares y geíseres más grandes que algunas de las principales ciudades de países primermundistas. También es ubicado como el país más feminista, después de la huelga Women Strike Back donde se hizo un llamado a la erradicación de la violencia masculina y la brecha salarial de género.

Aunque la lucha sigue en pie, las madres solteras, de este país donde más de dos tercios de los bebés islandeses —67%— nacen de padres que no están casados, día a día salen a trabajar para mantener a sus hijos y darles una vida digna  donde la presencia masculina no tenga que ser necesaria. Para hacerles un homenaje, la fotógrafa Annie Ling publicó una serie de fotografías donde narra la historia de 6 mujeres islandesas que muestran la realidad de la maternidad soltera en este país vikingo.

Artículo original: newyorker.com