Cómo hablar de sexo con tus hijos

Redacción bbmundo · 5 enero, 2017

¡No te asustes ni lo asustes! Lee cómo puedes enseñarle varias cosas de acuerdo a su edad.

animacion hablar de sexo con los hijos

Desde que tu bebé estaba en el vientre, su sexualidad comenzó a construirse. Cuando comience a crecer debes saber cómo hablar de sexo con tus hijos.

Educarlo sobre este tema desde sus primeros años repercutirá en su salud, autoestima, interacción social y hasta puede ayudar a prevenir los abusos sexuales. No te asustes ni lo asustes.

Para hablar de sexo con tus hijos en sus primeros años debes aprender a definir lo que le enseñas. Aquí algunos ejemplos:

1. Favorece su autoimagen, permite que vea su cuerpo con ropa o sin ella, de acuerdo a su edad y curiosidad.

2. Nombra correctamente las partes del cuerpo, evita usar adjetivos o diminutivos que los disimulen.

3. Enséñale a disfrutar las sensaciones de su cuerpo. Proporciónale actividades que implique utilizar el sentido del tacto, gusto, vista, oído y olfato. Por ejemplo, puede jugar en un arenero o incluso con plastilina.

4. Ayúdale a desarrollar la capacidad de relacionarse, muéstrale la importancia de compartir con otros, ya sea sus juguetes o alguna actividad.

5. Para enseñarle a cuidar de los demás (reproductividad), permítele jugar a la “casita” sin importar si es niño o niña, esta es una de las formas más sencillas de hablar de sexo con tus hijos.

6. Utiliza material educativo de sexualidad que vaya acorde a su edad. Si para ti es complicado hablar de sexualidad, puedes comprar libros o rompecabezas. 

Además, toma en cuenta que cada etapa de un niño debe llevar ciertas explicaciones. Esto es lo que debes enseñarle sobre sexualidad de acuerdo a su edad:

 

0 a 6 meses

 
 
  • Género: Empieza a identificar dónde termina o empieza su cuerpo. No sabe si es niña o niño.
  • Vínculos: Se establece con el apego hacia la persona que lo cuida, que puede ser la mamá o el papá. Estos primeros vínculos lo ayudarán en su vida adulta para relacionarse con los demás.
  • Erotismo: En la fase bucal, siente satisfacción al alimentarse del pecho de la mamá y, por supuesto, le encanta recibir caricias.

 

6 a 12 meses

 

  • Género: Identifica quién es mamá y papá, pero aún sigue sin saber si es niño o niña. Comienza tener más control sobre su cuerpo, lo que ayuda a su desarrollo mental.
  • Vínculos: Mientras más amado se sienta por sus padres o quienes lo cuidan, más seguro se sentirá y beneficiará su autoestima.
  • Erotismo: En la fase bucal, explora el mundo a través de la boca. Le encanta recibir caricias, abrazos y besos.

 

1 a 2 años

 

  • Género: Sabe que mamá y papá son diferentes. Aprende a caminar y adquiere cierto dominio sobre sus manos, lo que también le permite explorar su cuerpo.
  • Vínculos: Siente angustia cuando se separa de la persona que lo cuida, pero mediante el cariño y la comprensión poco a poco logrará superar esta etapa y el vínculo se reforzará. Le resulta difícil controlar sus sentimientos.
  • Erotismo: El niño comienza a desarrollar la capacidad de sentir, anticipar, controlar y relajar a voluntad los músculos de la zona de esfínteres.
  • Reproductividad: Cuida a sus juguetes tal como tú lo haces con él.

 

2 a 3 años

 

  • Género: Tiene la inquietud de conocer su cuerpo y por lo tanto lo explora. Quiere saber hasta dónde es capaz de llegar con él, de ahí que se aventure y haga una que otra travesura.
  • Vínculos: Empieza a interesarse en jugar con otros niños, aunque aún es algo egocéntrico y le cuesta compartir. Está aprendiendo a identificar sus sentimientos.
  • Erotismo: Explora sus genitales. Este novedoso descubrimiento le facilita construir una imagen real, saludable y completa de cómo es su cuerpo.
  • Reproductividad: Cuida a sus juguetes tal como tú lo haces con él.

 

3 a 4 años

 

  • Género: Sabe perfectamente si es niño o niña.
  • Vínculos: De acuerdo al afecto que recibió, se relaciona con los niños de su edad. Los amigos empiezan a ser parte importante de su vida. Identifica una gran variedad de sentimientos.
  • Erotismo: Sienten curiosidad por saber cómo es el cuerpo de los demás, en especial se preguntan por qué su cuerpo es diferente al de mamá y papá.
  • Reproductividad: Hace preguntas sobre ¿de dónde vienen los bebés? Es posible que juegue a la mamá y el papá.

 

 

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (26 votes, average: 3,73 out of 5)
Loading...