Axolotitlán, el refugio donde tus hijos aprenderán a cuidar al ajolote

Claudia Aguilar · 24 junio, 2019

Si quieres enseñar a tu hijo a cuidar el medio ambiente y de paso conozca estos asombrosos animales llamados ajolotes, deben visitar Axolotitlán.

A primera vista parece un anfibio más con “antenitas” (que en realidad son sus branquias) y ya, sin embargo el ajolote mexicano es un renacuajo gigante con cualidades sorprendentes que ha inspirado hasta el diseño de un Pokémon. El Ambystoma mexicanum como lo conocen científicamente puede regenerar sus extremidades, cola, órganos, mandíbula y partes de su cerebro. También puede conservar sus características larvarias y así reproducirse; es un eterno joven o nuestro “Dorian Grey mexicano”, diría Pamela Valencia, fundadora de Axolotitlán, un refugio en Coyoacán para el ajolote mexicano que desde 2017 recibe a niños y adultos para que conozcan y aprendan a cuidar a este animal en peligro de extinción.

La importancia de los ajolotes

  • ¿Qué pasa con el ajolote mexicano?

El ajolote mexicano se enfrenta a varias amenazas. Entre ellas la sobreexplotación para usos medicinales y alimenticios; en cuanto a su hábitat: la urbanización, la contaminación del agua, los fertilizantes utilizados en la agricultura, los cuales han ido acabando con el sistema lagunar y la red de canales, y las carpas y tilapias que compiten con los ajolotes por alimento y terminan comiéndoselos.

Estos y otros datos son los que Pamela comparte durante los recorridos bioculturales a Xochimilco, hábitat natural de la especie, así como en los talleres de cerámica y las visitas guiadas a Axolotitlán, en donde viven 15 ajolotes Ambystoma mexicanum y Ambystoma velasci.

Pamela cuenta que la mitad de ellos los recibió de personas que los tenían como mascotas, pero que en un punto no pudieron cuidarlos o mantenerlos más. La otra mitad son de ella y fueron la razón por la cual fundó este refugio, primero en Las Águilas, luego en el jardín de la gran casa arbolada en Francisco Javier Mina 46, actual sede.

Te recomendamos: En este laboratorio de juguetes tus hijos aprenderán a cuidar el medio ambiente

“Yo quiero que la gente entienda que el ajolote está en peligro de extinción por medio de un lenguaje más digerible, no quiero que la información se quede solamente en la parte técnica o científica. La finalidad general del proyecto es difundir, enlazar y tener un punto de acción”, explica su fundadora.

  • Las actividades de Axolotitlán

Todos los domingos, de 10:00 a 15:00 horas, el refugio abre sus puertas para ofrecer visitas guiadas de 30 minutos. En este tiempo, Pamela y su equipo le platican a la gente de qué se trata el proyecto de Axolotitlán, luego le explican las características del ajolote mexicano y por qué se encuentra en peligro de extinción. Para que quede más clara la información, Pamela invita a los visitantes a acercarse a las peceras y estanque y mirar a los ejemplares del refugio.

“Después de verlos los visitantes empiezan a preguntar por qué los ajolotes no tienen párpados; para qué sirven sus cuernitos, o sea sus branquias; cuál es su coloración, la que por cierto es muy variable, puede ser gris, café, verde pardo, anaranjado, blanco con ojos negros, albino dorado, albino blanco, o casi negro. Las dudas son las que enriquecen las charlas”, explica.

Otra actividad que organizan son los recorridos bioculturales. Aquí lo que hacen es entrar no a la zona turística de Xochimilco sino a la protegida. Durante el camino se puede ver el hábitat natural del ajolote y conocer las formas de contribuir en la conservación de su hogar, así como los espacios controlados que se están construyendo para su reinserción. También en esta experiencia biocultural se puede visitar la zona chinampera de la mano de expertos locales y comprar sus productos. El recorrido dura de 9:00 a 14:30 horas. No se permite la entrada con materiales desechables o plásticos a la zona y se recomienda llevar protector solar, ropa cómoda y termo con agua. Las fechas se anuncian en redes sociales.

Por último, ofrecen talleres culturales. Uno de ellos es el de “ajolotes en cerámica”. En la primera sesión dan una charla introductoria al proyecto de Axolotitilán, cuál es la importancia del ajolote mexicano y cuáles son sus características. Después explican todo lo relacionado con la cerámica para que enseguida los visitantes creen una pieza inspirada en el ajolote; se vale hacer desde una taza, un pin o un plato hasta joyería. Terminada la pieza se debe dejar en el refugio para que la tallerista termine el proceso de cocción. Ya en la segunda sesión continúan con la decoración y el barnizado. El taller es de 10:00 a 12:00 horas. Las fechas también las publican en su página de Facebook.

Sobre las actividades de Axolotitlán, Pamela dice que le parece importante realizarlas porque son formas divertidas y didácticas para compartir el conocimiento con otros. “Queremos salir del esquema, que las personas no lleguen solamente a escuchar o ver por medio de un proyector la información sino que sea algo más casual, una charla donde se aprenda una técnica e información sobre un animal en peligro de extinción. Además, con las actividades pensadas para todas las edades buscamos que las familias puedan pasar más tiempo juntas”, añade.

Te recomendamos: 3 jugueterías en la CDMX para revivir bellas tradiciones mexicanas

  • Ayudar al ajolote mexicano

La finalidad de las actividades que se realizan en Axolotitlán es recaudar fondos para darle mantenimiento tanto al refugio como a los ajolotes. Las visitas guiadas de los domingos tienen una cuota de recuperación de $50 pesos. Menores de siete años no pagan.

Mientras que para los recorridos bioculturales, la cuota para adultos es de $450 pesos y la de los niños, de $250 pesos. Si van los padres de familia y dos o más hijos, Pamela ofrece un descuento. El costo incluye recorrido en trajinera, guías, cortesía degustativa y un souvenir. Este aporte de recuperación se destina directamente al programa de reinserción del ajolote en su hábitat natural, herramientas, mantenimiento y requerimientos necesarios para el soporte de dicho proyecto.

¿Dónde? Axolotitlán se ubica en Francisco Javier Mina 46, col. Del Carmen, Coyoacán.
Da clic para ver la ubicación en Google Maps.

¿Cuándo?  Visitas guiadas todos los domingos, 10:00 a 15:00 horas. En el refugio.
Taller ajolotes en cerámica 6 y 13 de julio, 10:00 horas. En el refugio.
Recorrido biocultural 14 de julio, 9:00 horas. Punto de encuentro: Parroquia de San                       Bernardino de Siena, centro de Xochimilco.

¿Cuánto? Para para los recorridos bioculturales, la cuota para adultos es de $450 pesos y la de los niños, de $250 pesos (Incluye recorrido en trajinera, guías, cortesía degustativa y un souvenir).  Las visitas guiadas de los domingos tienen una cuota de recuperación de $50 pesos.

¿Y el taller de cerámica? Tiene un costo de $400 pesos e incluye todos los materiales para la pieza.

Si quieres conocer las próximas fechas de estas actividades visita:  https://www.facebook.com/AxolotitlanMX/  

Para apartar lugar o pedir más información pueden escribir al correo: contacto@axolotitlan.mx