Smoothies, comidas completas en un vaso

Marybel Yáñez · 16 marzo, 2018

Por si creías que un smoothie es sólo postre, descubre cuánto puede nutrir a tu hijo, al combinar bien sus ingredientes. ¡Sorpréndelo!

De consistencia cremosa o espesa, los smoothies, bebida que generalmente lleva fruta y concentra varios nutrimentos. Si está bien balanceada, puede sustituir desayunos completos o colaciones (refrigerios), un gran beneficio en caso de que el niño no quiera comer.

Los smoothies son ideales durante el desayuno. También es un buen refrigerio que calma el hambre.

 

Siguiendo este equilibrio, recuerda que todo desayuno, comida o cena debe contener los tres grupos de alimentos:

Proteína de origen vegetal: Aportan glucosa que se traduce en energía

Carbohidratos y cereales: Ayudan a la formación de músculos, órganos y enzimas

Frutas y verduras: Son fuente de vitaminas y minerales. Se encargan de toda la química del cuerpo como la contracción muscular y absorción del calcio en los huesosa, además de mejorar la visión.
Los niños pueden tomarlo desde el primer año de vida. Su principal función es evitar el consumo de carbohidratos, pues está comprobado que en exceso provocan ansiedad, sobrepeso o gula, por lo que es mejor sustituirlos por una grasa vegetal, por ejemplo con chía, linaza, aceite de coco, nueces y almendras. Los demás ingredientes deben limitarse a no más de dos porciones y la fruta a no más de una.

La fórmula saludable
Para que sea una alternativa que le aporte varios grupos de alimentos y le dé la energía suficiente en sus actividades, checa lo que debe contener:

Líquido
Tu hijo puede elegir la opción que más le guste, como agua natural o de coco, o leches vegetales (soya, almendra, arroz, coco).  La kombucha y el té fermentado son ideales para contrarrestar el estreñimiento, de manera natural.
Si quiere leches, no pongas más de una taza para que no exceda su consumo calórico. Empieza ofreciéndole las menos dulces como leche de arroz o alpiste y continúa con las de semillas. Recuerda que no puede consumir nueces ni almendras hasta los 14 meses de edad porque su cuerpo todavía es muy inmaduro y podrían ocasionarle alergias.

Frutas
La porción de fruta o jugo es muy importante. Existe la creencia de que tienen demasiada azúcar pero en realidad no es así: es un alimento rico en vitaminas, minerales y pequeñas dosis de azúcar natural si comemos la ración adecuada.
Van ejemplos: una pieza entera de manzana, naranja, guayaba, toronja, pera, durazno (uno grande), media taza de fresas o frambuesas, o 100 ml del jugo de cualquiera de éstas.

 

Conoce los beneficios de dejarlo comer con sus manos

 

Verduras
Ponle muchas y varíalas; sus primeros años son el mejor momento para incorporar en los smoothies la ensalada que no se come y educar a su paladar para que les agarre el gusto. Procura que sean verdes, ya que tienen mucho hierro y le darán energía para su crecimiento. Algunas ideas que quizá no tenías en mente: añadirle kale (col rizada), apio, perejil, lechuga y, por supuesto, espinaca.

Grasas vegetales
Cuida la cantidad que le agregas porque cada gramo de grasa aporta 9 kcal. Para apoyarte, usa estas porciones como guía:

  •  ¼ de aguacate
  •  1 cdita de semillas de linaza, chía o piñones
  • 1 cdita de aceite de coco, linaza o hemp (una semilla que contiene mucha proteína)
  •  6 almendras o nueces pecanas o de la India

No olvides las opciones básicas que son deliciosas y nutritivas como chía, nuez, piñón o pistache.

 

Tu salvación serán estos restaurantes con zona infantil en CDMX

 

Opcionales
A este grupo lo integran los superfoods o superalimentos que concentran todas sus propiedades y por eso su efecto nutricional es más fuerte.

En un smoothie la ración debe ser una cucharadita. Aquí una lista de los que puedes incluir:

• Camu: aporta hierro y vitamina C.

• Cacao: eleva la serotonina que ayuda al estado de ánimo.

• Maca: raíz que da mucha energía y favorece la memoria y la función cerebral.
• Mezquite: mejora la digestión
y reduce el riesgo de diabetes.

• Semillas y corazones de hemp:  es ideal para el desarrollo de su cerebro por su alto contenido de omegas.

• Amaranto: rico en proteínas.

Alga espirulina: aporta calcio, hierro, y proteínas.

• Levadura de cerveza: contiene vitamina B12, ideal para niños que no consumen carne.

 

Averigua qué tanto sabes de comida para bebés, con este test

 

Extras

  • No son indispensables pero aportan sabor, color y textura a la bebida.
  • De acuerdo a la combinación de ingredientes que elijas, puedes agregar canela, vainilla, jengibre, menta, nuez moscada o stevia (sustituo de azúcar a partir de la planta del mismo nombre).
  • Utilízalos para realzar los sabores que le encantan.

Si tu hijo está en la etapa de formación de hábitos (1 a 6 años de edad), es importante que la cantidad de carbohidratos que ingiera sea mínima.

smoothies-comidas-completas-en-un-vaso

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (3 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...