El narcisismo es un trastorno de la personalidad. Es un patrón dominante de grandeza, necesidad de admiración y falta de empatía. •Una de las características de los niños narcisistas es que tienen sentimientos de grandeza. Exagera sus logros y talentos, espera ser reconocido como superior sin contar con los correspondientes éxitos.
• Está absorto en fantasías de éxito, poder, belleza ilimitada. La adulación y el exceso de alabanzas puede introducir al niño(a) a estas fantasías. ¿Ustedes les dan armas a sus hijos para que se defiendan en la vida o los sobreprotegen? Escuchen esto

CLIC EN REPRODUCIR EN NAVEGADOR 

https://soundcloud.com/marthadebayle/hijos-narcisistas • Otra de las características de los niños narcisistas es que creen que son especiales y únicos. Por lo tanto no puede relacionarse con otras personas, sólo con algunas especiales o de alto estatus. • Tiene una necesidad excesiva de admiración. Esto lo conduce a expectativas de trato especial y de cumplimiento automático de sus expectativas. Tolerancia a la frustración = Cero. • Carece de empatía. No está dispuesto a reconocer o a identificarse con los sentimientos y necesidades de los demás. • Empatía No es solo “ponerse en los zapatos del otro”, ese es un enfoque limitado y superficial. Significa ser capaz de poner tu atención en quienes te rodean. Extroversión, no introversión. Percibir y responder al otro. Que te importe lo que sucede a tu alrededor a pesar de que no sientas igual que el otro para poder responder. [relacionado id=14879] • La empatía es el corazón que civiliza a una sociedad. •Como papá debes reducir  el “Síndrome Selfie” que solo fomenta el Narcisismo, aniquilando la Empatía. Auto promoción, auto-exhibición, auto-interés a costa de la exclusión de los sentimientos, necesidades e intereses de los demás. • La empatía es el fundamento de la ética personal. En la educación es un factor clave muchas veces pasado por alto. La empatía puede enseñarse. • Valida cada ocasión que tus hijos muestren conductas empáticas. Ya sean por identificar lo que otros sienten y por responder apropiadamente a dichas emociones. Lee la nota completa en MarthaDebayle.com