Pedirle a tu hijo que te ayude con cosas de la casa no es malo. Parte de su formación es que un niño aprenda a mantener el orden en su entorno, ser responsable e independiente, por ello es muy importante que lo dejes (¡y lo estimules!) a hacer algunas tareas en casa. Para que no tengas duda, o culpa, de pedirle que te ayude, te decimos qué clase de cosas puede hacer según su edad.