Perforación de orejas en niñas ¿debe hacerse y a qué edad?

Guadalupe Camacho · 6 enero, 2020

La perforación de orejas en las recién nacidas, es un tema que aún causa polémica entre los padres. Esto es lo que debes saber antes de hacérsela a tu bebé.

Perforación de orejas en niñas ¿debe hacerse y a qué edad?

Algunas mujeres que tienen perforadas las orejas, suelen tener problemas a la hora de escoger qué aretes usar ya que, en ocasiones ciertos materiales causan alergia a la piel. Sin embargo, cuando se trata de nuestras hijas, nos hacemos la pregunta de si debemos o no practicarle la perforación de orejas.

¿Por qué realizarle la perforación de orejas a tu cría?

Perforarle las orejas a una recién nacida es decisión de los papás, puesto que los aretes no tienen una función como tal, sino que son simplemente estética. “Algunos padres buscan diferenciar a sus recién nacidas con los aretes para que aquellos que las vean se den cuenta que no son varones, pero los aretes no son esenciales para la vida de una niña”, explica la dermatóloga pediatra, María Guadalupe Ortíz Pedroza, integrante de la Fundación Mexicana de Dermatología.

Los aretes, arracadas o pendientes en las recién nacidas deberán colocarse por manos limpias y expertas, pues el riesgo de infección está latente.

¿Qué aretes son los mejores?

Desde hace más de 20 años, los hospitales privados comenzaron a ofrecer en su “paquete de nacimiento” la perforación de los lóbulos de las orejas de las recién nacidas. “Lo hicieron porque cada día veíamos diversas infecciones en las orejas de las niñas, puesto que se hacían las perforaciones sin el cuidado o la higiene que requiere una recién nacida”, explica la entrevistada.

Conoce: A qué edad perforar las orejas de una niña

Por eso hoy en día, en el mismo hospital te brindan ese servicio de perforación de orejas y lo recomendable es que “le coloquen aretes de oro (puesto que este metal no genera tantas reacciones adversas ni infecciones). El tamaño también deberá ser proporcional a la oreja de la niña puesto que los aretes grandes pueden enterrarse en la piel de tu pequeña nena”, recomienda Ortíz Pedroza.

Si le colocas un arete con baño de oro, éste se desgastará y saldrá a relucir el cobre, metal que sí puede generar una reacción negativa en la oreja de tu pequeña.

¿Con o sin vacunas?

La Asociación Americana de Pediatría recomienda que la perforación de orejas y la aplicación de aretes sea cuando la pequeña ya haya sido vacunada con las primeras inmunizaciones, al utilizar un arete sucio o una aguja contaminada es muy riesgoso, especialmente si se quiere colocar el arete pronto, pero sin la higiene necesaria.

Revisa: ¿Por qué no es bueno que las niñas usen zapatillas?

“Es recomendable que el proceso de colocación del arete se haga de forma planificada puesto que por querer colocarlos rápido (por la falsa creencia de que los bebés recién nacidos no tienen desarrollados los estímulos que generan el dolor) puede conllevar infecciones o alteraciones en la piel de la recién nacida”, lamenta la dermatóloga pediatra.

Es necesario incluso que los aretes sean nuevos y estén limpios, puesto que compartirlos puede ser riesgoso no solo para la recién nacida, sino también para las niñas y adolescentes que intercambien aretes no esterilizados o que están ya contaminados con algún virus o bacteria.

¿La niña debe decidir?

Desde siempre han existido corrientes feministas que piden a las madres de niñas no llevar a cabo la perforación de orejas antes de los dos años de edad, puesto que es un tipo de “abuso infantil”, ya que el uso de aretes es una tradición o costumbre “machista”, que obliga a las niñas a responder a cierta identidad de género.

Además: ¿Por qué tu hijo tiene hoyitos en las orejas?

Sin embargo, cada día hay más varones (adolescentes y adultos jóvenes) que usan cierto tipo de aretes, por eso, se les pide a las mamás que dejen a sus hijas decidir si quieren o no tener las orejas perforadas.

Incluso, hay casos en los que una niña tiene no sólo una perforación, sino dos o tres antes de los dos años de edad y además les colocan aretes grandes y pesados que pueden deformar el lóbulo.