¿Por qué el dolor de testículos es una urgencia médica?

Guadalupe Camacho · 30 abril, 2019

¿Qué lo provoca, cuánto tiempo tienes para atenderlo y cuáles son las consecuencias? Esto es todo lo que debes conocer del dolor de testículos infantil.

dolor de testículos

Desde los cuatro meses hasta los 15 años se puede presentar el dolor de testículos que también es conocido como torsión testicular, situación de emergencia que requiere de una cirugía inmediata para salvar esta glándula sexual.

Lo que debes saber del dolor de testículos 

Dolor incapacitante e inflamación en un testículo no se resuelven con hielo o paños de agua caliente, “esta es una emergencia médica que requiere de una cirugía para corregir una deformidad curva en el testículo, se conoce como torsión testicular o escroto agudo y se presenta entre los varones de 4 meses hasta los 15 años de edad, con un pico de afectación en aquellos que tienen 12 meses de nacido”, explica el urólogo Alejandro Rosas Ramírez, médico adscrito al Servicio de Urología del Hospital General de México.

También: Vacunas en los bebés prematuros

¿Por qué ocurre?

No sabemos a qué niños o en qué momento se presentará el dolor de testículos, pero hemos visto que algunos pacientes con padres o hermanos con una torsión previa, desarrollan esta situación, explica el experto.

El dolor de testículos  “ocurre de un momento a otro, de forma inmediata y espontánea, no es que poco a poco se vaya torciendo la gónada, sino que de pronto el bebé, niño o adolescente presenta un dolor muy fuerte e inflamación en uno de los testículos y para poder salvarlo se hace una cirugía.

Vasectomía: beneficios, costos y razones para que se la haga

“Lo primero que debemos hacer es ir al médico, quien con un ultrasonido doppler observará si hay o no irrigación sanguínea y precisará hacia dónde se está torciendo el testículo, enseguida se hace la intervención quirúrgica que dura menos de 40 minutos y se acomoda nuevamente”, advierte el experto quien afirma: es una emergencia médica, puesto que si no se atiende a tiempo se “muere” el testículo y hay que retirarlo por completo.

Tienes horas para salvar el testículo de tu hijo

En México no se tienen cifras de cuántos niños presentan dolor de testículos, pero a nivel mundial se sabe que uno de cada cuatro mil la desarrollará en algún momento de su vida.

Se tienen apenas unas horas para salvar la gónada puesto que puede girar tanto que el testículo pierda la irrigación sanguínea y colapse por completo.

  • Si se tardan cuatro horas en hacer la cirugía sólo 70% de los pacientes salvan su testículo.
  • Si se tardan seis horas en hacer el procedimiento sólo 50% de los pacientes salvan su testículo.
  • Si se tardan más de 24 horas en hacer la cirugía sólo 10% de los pacientes logran conservar su testículo.

Por otro lado: 4 enfermedades virulentas que invaden la boca de tus hijos 

“Las maestras, las educadoras, las enfermeras, los padres, los médicos generales y los entrenadores deportivos deberán saber de la existencia del dolor de testículos, porque ante los primeros síntomas sabrán qué hacer y cómo ayudar al niño”, puntualiza Rosas Ramírez, integrante del Centro de Atención Médica Integral.

Causas imprecisas

Los urólogos y médicos pediatras indican que no existe una razón principal para presentar la torsión testicular, sin embargo, la Guía de Práctica Clínica del Abordaje diagnóstico del Escroto Agudo en el niño y el adolescente, de la Secretaría de Salud, precisa que se ha visto una relación con:

  • Trauma directo, entre el 4 y el 8% de los casos
  • Ejercicio en general, 7% de los casos
  • Andar en bicicleta, 3% de los casos

Conoce: Nombres de origen italiano para niño y niña

¿Se hace cirugía en ambos testículos?

Cuando hay dolor de testículos, generalmente la torsión es hacia dentro del cuerpo del niño o bebé, se abre para moverlo su posición original, la cirugía es muy rápida y exitosa en el 100% de los casos cuando se hace en forma temprana. “A veces es mejor abrir y no encontrar nada que dejar que el testículo muera”, explica el urólogo Rosas Ramírez y puntualiza que cuando sí encontramos la torsión testicular en una de las gónadas, corregimos la otra también: intervenimos el otro testículo a fin de fijarlo a las paredes internas, ya que 10% de los niños que tuvieron una torsión testicular, la tendrán en el otro.