Cuando estás esperando un bebé, llegan a ti millones de consejos de crianza: que si las papillas, que si dormir en su cuarto o en el tuyo, que si lo cargues, que mejor no.  Hay un tema que a todas las mamás les inquieta: su popó. De hecho, una de las búsquedas más comunes en internet es sobre este tema. Por eso hoy queremos hablar de ella, que, aunque no lo creas, puede decirte mucho de la salud de tu bebé.

El aparato digestivo de tu pequeño se termina de desarrollar a los 5 años de vida, es por eso que conforme van creciendo vamos cambiando su alimentación. Al momento de nacer, su sistema digestivo solo puede procesar el calostro (el primer tipo de leche que mamá puede producir), la leche materna y la fórmula específica para recién nacidos. Aquí hay una guía básica para que reconozcas y entiendas la evolución de las popós de un bebé:

¿Qué dice la popó de tu bebé?

→ De recién nacido

La primera vez que tu bebé hace popó, lo cual pasa en las primeras 48 horas de nacido, esta va a ser negra o de un tono negro verdoso. En esta popó, el bebé expulsa algo conocido como meconio, una sustancia algo espesa y pegajosa compuesta de moco, bilis, líquido amniótico, entre otras cosas. Esta sustancia se forma en el intestino del bebé durante el embarazo y una vez que se haya expulsado todo, las popós poco a poco tomarán un tono más amarillento.

→ 0-5 meses

Como decíamos, las popós de los bebés dependen mucho de cómo se alimenten. Si tu bebé toma leche materna, sus popós van a ser más ligeras y amarillas, mientras que la fórmula le dará heces más sólidas y de un tono café o café medio verdoso. En comparación con los primeros meses y, gracias a que su aparato digestivo todavía no está desarrollado por completo, estas heces pasan más rápido por el intestino.

6-12 meses

Aunque su aparato digestivo se va desarrollando y ya procesa los alimentos de manera más completa, puede llegar a haber trozos de comida no digerida y el color depende mucho de lo que coma.

¿Cuándo deberías preocuparte?

Hay tres colores con los que deberías preocuparte:

  • Negro: Si después de las 48 horas que tiene para expulsar el meconio su popó sigue saliendo negra, puede tener el tracto gastrointestinal lastimado.
  • Rojo o con sangre: Puede ser indicador de que no ha podido digerir un alimento o de que hay una úlcera.
  • Blanco: Es menos común, pero tiene que ver con complicaciones en la secreción de bilis.

Cuando nos toca hacer los cambios de pañal para revisar que nuestros hijos estén saludables por medio de la popó, tenemos que tener mucho cuidado con su piel. Es muy delicada y propensa a irritaciones, por lo que es necesario tener una pomada de confianza a la hora de cambiar el pañal.

Bepanthen® pomada protectora contra rozaduras tiene una triple acción que ayuda a proteger, humectar y regenerar la piel de tu bebé con cada cambio, para que pueda moverse libremente y sin preocuparse por rozaduras. El efecto dura hasta 10 horas y es seguro incluso para bebés prematuros. No dejes que tu bebé sufra cuando puedes ayudar a prevenir y tratar estas molestias de manera tan sencilla con la marca más recomendada por pediatras.

Permiso de Publicidad No. 203300201B2105 No. MAP: L.MX.MKT.CC.12.2020.4600 CONSULTA A TU MÉDICO. LEA LAS INSTRUCCIONES DE USO.