¿Está bien que tenga amigos imaginarios?

Redacción bbmundo · 4 diciembre, 2017

Aunque son parte del desarrollo de los niños, es importante identificar si su presencia está causando problemas

Un amigo imaginario es un compañero irreal con quien el niño juega y conversa durante el día. Sin embargo, el niño refiere que es real y tiene nombre. De hecho, es tan real para él que ocupa un lugar en el espacio:

  • El fenómeno de los amigos imaginarios se presenta en siete de cada 10 niños de entre dos y tres años,y más adelante entre los siete y nueve años de edad
  • Se ha comprobado que las niñas en edad preescolar suelen tener amigos imaginarios con más frecuencia que los niños, y para los siete años es igual para ambos sexos
  • Los amigos imaginarios personifican los ideales que el niño ha adquirido pero que no tiene la capacidad de satisfacer. Tienen las características que el niño desearía, como ser inteligente, fuerte, poderoso o que alcanzó el control de esfínteres
  • Los niños que se sienten solos o abandonados le atribuyen al amigo imaginario virtudes que ellos carecen, en un afán de restaurar, en su fantasía, una relación positiva con los padres
  • Aunque estas son figuras que en realidad no existen, son un aspecto importante en el desarrollo infantil pues favorecen la creatividad y la imaginación

 

¿Es normal?

 

Muchos papás se preocupan al creer que el niño sufre una alucinación, que perdió la razón o que se trata de una cuestión sobrenatural. Sin embargo, el tener un amigo imaginario durante la primera infancia es normal y desaparece por sí solo.

Estas creaciones personificadas sirven como soporte emocional y son muy valiosas para el desarrollo de la personalidad. No son un refugio del mundo real, sino una proyección de lo que el niño desea y un ensayo de las habilidades que más adelante pondrá en acción.

El juego y la fantasía le sirven al niño para relacionarse con el mundo. Con su imaginación suele transformar su realidad para adaptarla a sus necesidades.

Los amigos imaginarios son parte de un proceso normal de desarrollo y del modo de jugar de algunos niños. Al interactuar con ellos satisfacen la necesidad de sentirse acompañados y tener un cómplice para sus aventuras, expresar sus sentimientos y reducir la ansiedad en ciertos momentos.

Los hijos únicos, los primogénitos y los que tienen hermanos mayores suelen tener amigos imaginarios para compensar la sensación de soledad o excesiva compañía de los adultos.

En resumen, los amigos imaginarios cumplen funciones en el desarrollo del niño como:

  • Autorrealización
  • Proyección
  • Personificación de ideales
  • Conciencia auxiliar
  • “Chivo expiatorio”

 

¿Quiénes son los amigos imaginarios?

 

Son creaciones que surgen de la imaginación del niño y tienen una identidad bien definida. Pueden ser personas, animales o cosas. Generalmente poseen un nombre propio y suelen aparecer en diferentes situaciones.

Los niños interactúan con ellos hablando y jugando, de tal manera que parece que realmente existen. Hay niños que tienen varios amigos imaginarios o cambian de personaje con frecuencia.

 

¿Cuándo debes preocuparte?

 

  • Si tu hijo abusa de la presencia de sus amigos imaginarios para evitar responsabilidades o escapar de la realidad.
  • Si no quiere tener amigos reales por jugar con los imaginarios.

 

Tips para manejar a los amigos imaginarios

 

  • Observar discretamente el juego y la conversación que tu hijo lleva con su amigo imaginario te ayudará a conocer a tu hijo y a descubrir si trata de decirte algo.
  • Evita regañarlo cuando hable solo, ya que únicamente conseguirás que juegue a tus espaldas.
  • Hazle preguntas sencillas y esporádicas sobre su amigo imaginario, como qué piensa sobre algún tema o a qué jugaron por la mañana. Tal vez descubras cosas que tu hijo no se atreve a decirte directamente.
  • Revisa si el tiempo que pasas con él es de calidad y si necesita más atención, ya que muchas veces las figuras imaginarias reflejan carencias afectivas, como la necesidad de un hermano, la falta de amigos o la escasa comunicación con los padres.
  • Si el amigo imaginario impide su desarrollo social y distrae demasiado su atención, consulta a un profesional.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (1 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...