¿Cómo puedo saber si mi bebé con lactancia materna exclusiva está bien alimentado?

Orly Levinstein · 5 diciembre, 2019

Cuando nacen nuestros bebés, nos pasa por la cabeza un "¿lo estaré alimentando bien?" o "¿será lo suficiente? Te decimos cómo saber la respuesta.

Cuando nacen nuestros bebés, siempre tenemos el temor de no estarlo alimentando de la manera adecuada o de no tener la suficiente leche para hacerlo. ¡Ten paz! La revista médica Pediatrics encontró que el 95% de las mujeres tenemos la capacidad fisiológica para lograr una lactancia materna exclusiva.

Los primeros días, el estómago de un bebé es muy pequeño, por lo que no te preocupes si no logras ver mucha cantidad de leche. De hecho, los primeros 3 días después del parto, producimos una sustancia que se llama calostro (es pegajosa y sale en cantidades pequeñas; es tan nutritivo, que lo llaman oro líquido) y luego viene la famosa bajada de la leche en donde ya se ve leche blanca y en mayor cantidad.

La producción de leche va aumentando conforme crece tu bebé, así es que lo más importante es darle leche a libre demanda (es decir cada vez que veas las señales de hambre en tu bebé, mínimo de 8-12 tomas /día) para lograr establecer una buena producción.

Te recomendamos: 7 consejos para que papá ayude durante la lactancia

¿Cómo saber si mi bebé está bien alimentado?

Cuando damos leche materna directo del pecho, es difícil saber la cantidad que tu bebé está tomando, por lo que revisar sus pañales de pipí es una gran herramienta para asegurarte que está comiendo bien.

El color de la popó debe de ir cambiando, los primeros días es de color negro, después verde militar y luego amarillo mostaza.

  • Comportamiento del peso en el recién nacido

Si tu bebé está haciendo la cantidad de pañales de pipí de acuerdo a los días de vida, el peso no es tan importante. Esta tabla es una guía de cómo se debe comportar su peso los primeros días de vida.

Te recomendamos: Línea del tiempo: la lactancia a través de los años

Confía en ti y confía en tu producción. Si tu bebé está tranquilo, se pega bien al pecho, come y duerme, ¡estás haciendo un buen trabajo!

La lactancia es una increíble manera de dar amor y comida a nuestros bebés, nunca debe de doler. Si ves que no está logrando comer bien del pecho, que no está mojando los pañales de pipí, que no logra succionar con fuerza, o tú sientes dolor en los pezones o tienes grietas, consulta a tu asesora de lactancia.

Orly Levinstein
Licenciada en nutrición y asesora de lactancia
Mail: Orly.nutrifeed@gmail.com
Instagram: @orly_nutrifeed

Te recomendamos: Cafeína y lactancia: pros y contras

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de bbmundo (@bbmundo) el