Sin duda una de las cosas que más estresan a los papás, es el tema de la ropa, ya que genera gastos elevados y básicamente efímeros. Por eso te contamos sobre la ropa que crece al ritmo de los niños y en qué consiste su tecnología.

¿Comprarías la ropa que crece al ritmo de los niños?

Esta creación es producto del ingeniero aeronáutico Ryan Yasin, quien diseñó un tejido que se estira con el cuerpo a medida que va creciendo. El proyecto tuvo vida mientras investigaba cómo compactar los paneles solares desplegables de un nanosatélite.

 

La ropa que crece al ritmo de los niños, se encuentra bajo el nombre de Petit Pli, está inspirada por la técnica de origami y nanosatélites y se divide en siete tallas.  Es capaz de crecer y menguar para amoldarse a los cambios físicos del cuerpo humano.

La historia de este producto, tuvo vida gracias a que cuando le envió un regalo a su hermana que acaba de tener un bebé, ya no le quedó cuando por fin llegó la paquetería. Por lo que Yasin explicó «me di cuenta de que implementando esta tecnología en un tejido podía desarrollar ropa que creciese y durase más tiempo, y así tener un impacto positivo en la industria de la moda».

Hasta el momento, la línea de ropa consta de un pantalón y un jersey, impermeables y ultraligeros, fabricados con botellas recicladas, para niños de cero a cuatro años. Prendas capaces de desplegarse hasta siete tallas.

Sin duda una de las cosas que hace único este producto, es su filosofía donde se explica que «comprar constantemente ropa a un niño en continuo crecimiento es una necesidad. Que la ropa crezca con el niño, una solución».

Ryan Yasin, explicó que esto es solamente uno de los pasos ya que está trabajando en la construcción de uniformes para el sector de la construcción, mascarillas que se adaptan a la estructura facial del usuario, ropa para embarazadas y otros.

Artículo original: elpais.com