Moldea el cerebro de tu bebé

Redacción bbmundo · 21 noviembre, 2019

En sólo 90 días, el órgano se expande a casi el 55% de su tamaño final; por eso te decimos cómo estimularlo y optimizar su desarrollo.

El cerebro de tu bebé se construye poco a poco. Todo inicia durante el embarazo, y al igual que un edificio, necesita una base sólida.  Al nacer, su cerebro es de aproximadamente un tercio del tamaño del de un adulto. En sólo 90 días, el órgano se expande a casi el 55% de su tamaño final, según un estudio publicado el año pasado en la revista Archives of Neurology.

Moldea el cerebro de tu bebé

 

La investigación encontró que más de un tercio de los cambios en la arquitectura del cerebro en los primeros seis años de vida ocurre dentro de los primeros seis meses. De hecho, el primer mes de vida solo representó el 8% de todos los cambios en seis años.

En esta etapa un bebé es muy activo, cambia y evoluciona en respuesta a lo que pasa a su alrededor. Las experiencias, actividades e interacción de todos los días son las que forman su cerebro. Inicialmente esto le ayuda a mejorar su capacidad de aprendizaje, y más tarde, afecta su salud física y emocional, y la convivencia con otras personas.

Te recomendamos: Juegos de estimulación temprana con las manos

El desarrollo del cerebro de tu bebé necesita:

    • Experiencias positivas. Es importante que viva en un espacio saludable con oportunidades para crecer y aprender. Así podrán reconocer cuando están cansados, tienen hambre, o quieren un abrazo. La creación de rutinas ayudan a que se sienta seguro, y le demuestras que puede contar contigo cuando tiene alguna dificultad
    • Actividades divertidas. Leer y cantar para él son maneras fáciles de ayudarlo a crecer. Hablarle es la manera más efectiva para estimular su lenguaje.
    • Buena comida. Si puedes amamantarlo, la leche materna es el mejor alimento que puede recibir durante los primeros 6 meses de vida (y posteriormente, con alimentos complementarios). Ya sea que estés lactando o utilices fórmula, piensa en la hora de comer como un tiempo de estimulación: el contacto visual y con tu piel son experiencias positivas importantes.

Te recomendamos: Estimulación temprana desde casa

  • No necesita juguetes caros. Muchos juguetes, DVD y programas de televisión se comercializan como “educativos” para los bebés, pero no hay ninguna investigación que respalde las afirmaciones de que estos productos lo ayuden a aprender. Ver un programa de televisión es una actividad pasiva; los bebés necesitan interactuar activamente contigo y otras personas en sus vidas. ¡Explorar su mundo!

¿Qué puedes hacer?

  • Responder a sus necesidades. Esto es especialmente importante cuando está enfermo, hambriento, o simplemente necesita un poco de comodidad. Al responder de una manera amorosa y consistente ayudas a desarrollar el cerebro de tu bebé.
  • Ayúdalo a explorar su entorno. El juego ayuda a los bebés a aprender, y tu serás su primer compañero de juegos.
  • Darle atención médica regular. Debe tener un pediatra que conozca su historial médico, que mantenga sus vacunas al día y que sea alguien con quien puedas acudir en caso de tener una duda o emergencia.
  • Disposición para pedir ayuda. Si se siente abrumado, deprimido y no sabes como ayudarlo no tengas miedo de pedir ayuda. Habla con su pediatra, otra mamá o algún experto que pueda ayudarte.

Te recomendamos: Lo que debes saber de la estimulación temprana para bebés

Con información de Brain Decoder