Un niño sufre asfixia cuando detiene el proceso de respiración o ventilación (entrar y sacar aire de los pulmones), ya sea de manera parcial o total. Ésta puede ser provocada por enfermedades como el asma, pero en niños sanos existen distintas causas. Para protegerlo, mira cuáles son las más comunes y cómo debes actuar. El ahogamiento sucede al dormir con almohadas y muñecos de peluche que pueden impedir la circulación de aire. [relacionado id=6489]