Todo sobre la alergia a la proteína de leche de vaca

Redacción bbmundo · 12 febrero, 2020

Si sospechas que tu hijo presenta alergia a la proteína de leche de vaca, conoce qué debes hacer para estar segura y cuáles son los tratamientos.

Uno de los temas que más preocupan a los papás es saber si su crío tendrá alergia a la proteína de leche de vaca (APLV), es por esto que consultamos a una alergóloga experta en el área infantil.

Lo que debes saber sobre la alergia a la proteína de leche de vaca

1. ¿Qué es la alergia a la proteína de leche de vaca?

La APLV es la alergia alimentaria más frecuente en menores de 2 años de edad. Se produce secundario a una reacción del sistema inmunológico de nuestros niños a las proteínas (alfa-lacto albumina, beta-lactoglobulina y caseina) que contiene la Leche, donde las reconoce como invasoras o malas, con lo cuál se desencadenan una serie de síntomas de los cuales hablaré en breve.

Existen 3 mecanismos inmunológicos mediante los cuáles se puede producir la APLV y dependiendo de estos serán los síntomas presentados, la forma de diagnosticarlo y el pronóstico que presente cada niño:

-Mediado por Inmunoglobulina E
-No mediado por Inmunoglobulina E
-Mixto

Dependiendo el mecanismo involucrado serán los síntomas presentados, la forma de diagnosticarlo y el pronóstico de cada niño.

También: Paletas de leche materna: el invento de una mamá para calmar a su bebé

2. ¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas pueden clasificarse de acuerdo al órgano afectado:

Piel: Ronchas, comezón, resequedad
Gastrointestinal: Reflujo, regurgitaciones, vómito, cólico o dolor abdominal, evacuaciones con moco y/o sangre.
Respiratorio: Congestión nasal, presencia de moco abundante, silbidos en el pecho y tos.

Dependiendo el mecanismo inmunológico involucrado será el momento de la presentación de los síntomas y los órganos afectados. Es decir, una alergia no mediada afectará de forma predominante el aparato gastrointestinal, mientras que una mediada tiene un predominio cutáneo y/o respiratorio; sin embargo, no podemos descartar una de otra ya que incluso existen pacientes que pueden presentar ambos mecanismos inmunológicos.

Además: La leche materna hace más inteligente a tu bebé

3. ¿Cómo se establece el diagnóstico de Alergia a la Proteína de Leche Vaca?

De primera instancia, teniendo la sospecha diagnóstica, para nosotros los alergólogos es muy importante conocer los antecedentes en la familia, ya que si existen enfermedades alérgicas tanto en el padre como en la madre y el riesgo de que nuestro hijo pueda presentar cualquier enfermedad alérgica se incrementa del 40% al 80%. Después realizando una historia clínica sobre todo del inicio de los síntomas y una exploración física minuciosa.

Una vez teniendo la sospecha diagnóstica, valoramos la necesidad de realizar, o no estudios, ya sea en sangre o pruebas cutáneas para alimentos. Sin embargo el estándar de oro para realizar el diagnóstico de esta alergia es mediante dieta de exclusión, donde por un tiempo determinado retiramos de la dieta del paciente (en caso de estar alimentado con formula) o de la madre (en caso de estar alimentado al seno materno), cualquier alimento que contenga proteína de leche de vaca.

Posteriormente realizaremos un reto que consiste en la reintroducción del alimento, donde si el paciente es alérgico presentará alivio de los síntomas durante el retiro del mismo y una vez se reintroduzca el paciente vuelve a presentar síntomas.

Por otro lado: Joyas hechas de cordón umbilical y leche materna

4. Pruebas cutáneas (prick test) y la determinación en sangre de la IgE

Estas pruebas son útiles en pacientes en quienes se sospeche únicamente alergia alimentaria, mediada por inmunoglobulina E ya que, dependiendo de sus resultados valoraremos de acuerdo a ciertos criterios y tablas establecidas, cuándo podremos reintronducir el alimento en su dieta.

5. ¿Cuál es el tratamiento?

Dependerá con qué este alimentado nuestro pequeño, a toda costa la meta es continuar con alimentación al seno materno. Por lo que en estos casos las mamis se someterán a una dieta muy estricta, llamada en algunos lugares como Dieta del Amor, donde la mami no comerá, durante el tiempo que se encuentre dando seno materno, ningún producto que contenga proteína de leche de vaca.

Es importante recalcar que no basta con no consumir leche, queso, crema o yoghurts; ya que existen un sin fin de alimentos que contienen este elemento. Por lo que la recomendación más grande es que acudan con un médico experto en el tema para que les entregue la lista de alimentos aptos y no aptos para orientarlas en el camino .

Revisa: La cerveza produce más leche materna: mitos, verdades y consejos

En pequeñitos que por alguna razón no pudieron continuar con seno materno, la indicación es dar formulas especiales para este tipo de alergia alimentaria (conocidas como hidrolizadas o elementales). De igual forma, dependiendo cada caso, será el médico el único capacitado para su indicación.

Una vez que los pequeños inicien alimentación complementaria entonces deberemos cuidar todos los alimentos que contengan proteína de leche de vaca para no producir síntomas o recaídas

6. ¿Cuál es el pronóstico de los pacientes con alergia a la proteína de vaca?

Depende del mecanismo inmunológico por el cuál se produzca la alergia. La gran mayoría de pacientes superará la alergia hasta la edad de dos años; sin embargo, existen casos reportados donde esto puede suceder hasta los cinco o seis años, e inclusive hay casos reportados donde hasta los 16 años de edad.

También: Test ¿Mi hijo o yo tenemos alergias?

7. ¿Qué especialista debe ver a este tipo de paciente?

Como alergóloga cometería un grave error si les digo que únicamente el alergólogo es quien ve a este tipo de pacientes, ya que esta enfermedad debe verse por un equipo multidisciplinario, donde muchas veces son vistos por el gastroenterólogo, el nutriólogo y el alergólogo; esto en pro de mejorar la calidad de vida y mantener lo más estables posibles a nuestros pacientes.