Cuidados cuando algo les hace daño

Redacción bbmundo · 1 abril, 2015

Ese pequeño dolor de estómago puede ser más de lo que imaginas.

En algunas ocasiones cedemos a la tentación de comer algo que lleva varios días en el refrigerador a pesar de que ya no luce ni huele muy bien. También es común que a la hora de recalentar un platillo, lo dejamos tan sólo 30 segundos en el microondas. Al final, aquello que pensamos que podría ser una inofensiva indigestión resulta ser una caso de intoxicación que podría ocasionar serias enfermedades.

La intoxicación alimentaria es un padecimiento causado por ingerir comida contaminada con bacterias dañinas, virus, parásitos o sustancias venenosas conocidas como toxinas. Los alimentos pueden contaminarse en cualquier momento: desde su producción, procesamiento y hasta cuando se cocinan. Pero las razones por las que típicamente nos enfermamos es porque no preparamos los alimentos a la temperatura adecuada, o durante el tiempo necesario; no los refrigeramos como es debido; han entrado en contacto con alguien que no se lavó las manos apropiadamente; fueron consumidos después de la fecha de caducidad; o por contaminación cruzada, que es cuando las bacterias se propagan por la comida, las superficies o los utensilios que están en contacto.

 

¿Cómo sé si se trata de una intoxicación?

 

Como las intoxicaciones leves son frecuentes, dado que las bacterias están por todas partes, usualmente los síntomas se confundan con los de la gastroenteritis. Éstos pueden variar pero los más comunes son náuseas, vómito y diarrea; también puede haber calambres en el estómago, dolores abdominales, pérdida del apetito, fiebre, dolor muscular, y escalofríos.

El tiempo que les toma manifestarse tras haber ingerido la comida contaminada se llama periodo de incubación (en el caso de las bacterias y los virus), el cual puede durar entre una hora y 90 días según el organismo de cada quién y la cantidad que se haya ingerido, pero por lo general es de uno a tres días. Durante este periodo, los microorganismos llegan al intestino a través del estómago, se adhieren a las células que recubren sus paredes y comienzan a reproducirse. Algunos se quedan en el intestino, otros pueden invadir tejidos corporales más profundos o producir toxinas que se van a la corriente sanguínea. Los síntomas dependen en gran medida del agente que los ocasione.

 

¿Qué debo hacer?

 

La mayoría de los casos no requieren atención médica ya que sólo duran un par de días durante los cuales sólo es necesario beber abundantes líquidos, ingerir alimentos de fácil digestión y reposar. Pero en ocasiones la intoxicación puede ser grave y poner en riesgo la vida. Así que debes consultar al médico en caso de que tu hijo presente los siguientes signos:

  • Diarrea por más de tres días
  • Fiebre alta (38.5ºC, medida oralmente)
  • Sangre en el vómito y/o las deposiciones
  • Vómito persistente por más de dos días
  • No puede retener los líquidos durante más de un día
  • Deshidratación (disminución en la orina, boca y garganta secas, ojos hundidos, mareo al estar de pie)
  • Convulsiones
  • Dificultad para hablar
  • Visión doble
  • Confusión mental

¡Recuerda no automedicar! Si tu hijo tiene alguno o más de esos síntomas, no dudes en llevarlo con su pediatra.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (4 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...