6 Errores más comunes a la hora de enseñar a hablar a un niño

Lorena Domínguez · 13 agosto, 2020

Decir sus primeras palabras es uno de los pasos más importantes, por eso ten cuidado de no cometer estos errores cuando le enseñes a hablar a tu hijo.

La adquisición del lenguaje es uno de los pasos más importantes que un niño y muchas veces los padres cometemos equivocaciones porque no sabemos la forma correcta de ayudarles. Por eso te presentamos un lista de los errores más comunes a la hora de enseñar a hablar a un niño.

6 errores más comunes a la hora de enseñar a hablar a un niño

1) Limitar el vocabulario

No hablarles mucho o utilizar pocas palabras, porque suponemos que como son menores no nos entienden o para qué comunicarnos con ellos si no nos pueden responder.

Además: Los beneficios del juego en el desarrollo de tu hijo

2) Adivinar lo que el pequeño quiere sin necesidad de que hable o que lo haga solo con señas

El niño no tiene la necesidad de producir sonidos, palabras o frases ya que satisfacemos todas sus necesidades y es así como interferimos en su lenguaje para que tenga una intención comunicativa verbal.

3) Retroalimentar las palabras incorrectas que producen los niños “coconio por unicornio”

Los niños piensan que las palabras que les retroalimentamos son correctas y tienen significado porque no saben cuál es el modelo adecuado de la palabra. Siempre hay que dar el modelo correcto de la palabra. Hay que tener cuidado con uno de estos errores más comunes a la hora de enseñar a hablar a un niño.

Por otro lado: Ejercicios para que tu hijo pronuncie correctamente el fonema «S»

4) Repetirle las palabras en un solo momento varias veces para que el niño la integre

El niño debe comprender primero la palabra para poder apropiarse de ella y necesita estar expuesto a diferentes experiencias en donde se use la palabra. La repetición es buena a lo largo del tiempo, mas no hay que esperar que porque en un momento le repitamos la palabra varias veces, la va a producir en ese momento y en futuras ocasiones.

5) Considerar que con sólo ver “videos o apps” el niño está teniendo una estimulación integral del lenguaje

Los videos y las apps pueden fungir como herramientas para estimular el lenguaje, siempre y cuando haya una comunicación interactiva de “hablante y emisor”, es decir, adulto – niño – herramienta de apoyo.

6) Evidenciar su lenguaje frente a los demás

Estas actitudes generan en el pequeño incomodidad y vergüenza por lo que puede provocar una resistencia al lenguaje.