Aprende a enojarte bien y a tener resultados positivos

Julia Borbolla · 4 marzo, 2020

Es imposible no enojarse, pero lo importante es hacerlo correctamente para tener buenos resultados. Te decimos cómo enojarte bien en 9 pasos.

Estamos súper agobiados por el tema de la violencia, pero gran parte de esto se inició en los hogares y desde los hogares tenemos que empezar a reparar. Es por esto que hoy les vengo a decir que se vale enojarse pero hay que hacerlo bien. Te damos unos tips para aprender a enojarte bien y conseguir lo que buscas.

9 Tips para enojarte bien

**ESCUCHAR EN EL REPRODUCTOR

Aprende a controlar la ira,  a poner límites sin gritar o amenazar y educar a niños y niñas firmes y seguros pero pacíficos y pro activos. Hoy te diré cómo enojarte bien.

Todos nos enojamos, pero la manera de sacar ese enojo puede estar bien o mal. Es difícil cambiar patrones tan arraigados en la crianza, como son el grito o la nalgada; pero si no empezamos por casa nada va a cambiar

También: ¿Cómo combatir el machismo en tu familia?

Los sentimientos llegan solos y no piden permiso para entrar en nosotros; pero la manera de expresarlos y de reaccionar sí se puede controlar y debe entrenarse desde pequeños. Hemos normalizado la violencia hasta en los juegos. Hoy nuestra sociedad exige un cambio urgente.

¿Dónde aprendió a ser violento ese hombre que hoy abusa? ¿De dónde surge el machismo, la violencia o la trampa? Si los padres somos tan poderosos para generar conductas negativas, también lo somos para crear las positivas y eso es lo que urge hacer hoy en día.

Por otro lado: ¿Qué hacer cuando sientes rechazo por tu hijo?

Enojarte bien significa poder verbalizar lo que sientes omitiendo palabras hirientes, gritos o amenazas. ¡Qué difícil resulta! Porque vivimos de prisa, presionados y rodeados de violencia. Desconfiamos de todo y de todos y desafortunadamente muchas veces tenemos razón para hacerlo.

Los niños perciben este ambiente violento que se filtra por las puertas y ventanas de casa. Ellos y ellas, aprenden mucho más por el ejemplo que por los “sermones” que les damos y ese ejemplo no resulta del todo bueno cuando les pedimos 20 veces que hagan la tarea o recojan sus juguetes y parece que no escuchan.

Es entonces cuando nos llega esa sensación de impotencia que nos hace gritar o resolver con un golpe o una amenaza que los niños y niñas obedezcan y finalmente no lo hacen por están convencidos, sino por miedo. Por eso es tan importante que aprendas a enojarte bien y conseguir acciones a base de respeto y no de miedo.

Revisa: «Mother» el corto que muestra lo difícil que es ser mamá

¿Y qué me dicen de nuestro ejemplo en el tráfico, cuando insultamos al automovilista que no nos cede el paso o cuando no respetamos a la autoridad?

Hoy en día no podemos abusar de la violencia porque la sociedad ya está abusando de ella. Nuestros hogares deben ser fuente de paz para que las nuevas generaciones manejen los conflictos de diferente manera, desde la paz, desde el acuerdo.

Parece utópico en el día a día, pero la disciplina positiva, el enojarte bien, es algo que tiene que ejercitarse y que al cabo de un tiempo de aplicarla nos resulta habitual y logra milagros en temas de obediencia.

También: Hombres: amen a su pareja como quieran que su hija sea amada

El grito, la amenaza, el machismo y la falta de empatía surgen de las familias Es importante que los padres cambiemos los mensajes que mandamos con nuestra conducta demos dar ejemplo de canalizar el enojo de manera que solucione y no lastime

Tips para enojarte bien:

  • Cuida el tono de voz
  • Usa el tiempo fuera no solo para los niños sino también para ti
  • Escucha antes de hablar si el niño se siente escuchado aceptara escuchar
  • Marca límites y consecuencias y no las repitas
  • Puedes ser muy firme en el fondo, pero suave en la forma
  • Enfócate en soluciones y no en culpas
  • Cáchalos portándose bien
  • El aliento genera compromiso para mejorar
  • Si no tienes paz, es mejor que no intervengas en ese momento.

Ficha Julia Borbolla