Doula y partera: ¿cuál debes elegir y cómo te ayudan?

Guadalupe Camacho · 23 agosto, 2018

Si vas aparir, es importante que te informes acerca del personal que te apoyará, por eso te explicamos las diferencias entre una doula y una partera.

La labor de la partera es casi de domino popular: ayuda a traer al bebé al mundo. Ella, antes de que existieran los ginecólogos, fue la primera que ayudó con sus conocimientos, técnicas y experiencia a las mujeres en el momento del parto. ¿Y la doula? A diferencia del médico o de una partera —cuya preocupación central es traer seguro al bebé— es especialista en dar cuidados no médicos a las mujeres embarazadas.

 

Diferencias entre una doula y una partera 

 

Los servicios de una doula van desde un masaje en la espalda en el momento del parto o bien darle apoyo a la mujer cuando llega el momento del “alumbramiento”. Las doulas —de acuerdo con el British Journal of Obtetrics and Gynecology— sirven de acompañamiento y sus beneficios son claros:

  • Hay menor probabilidad de tener una cesárea
  • Se tienen pocos sentimientos negativos respecto del parto
  • Se usan menos fórceps
  • El parto se vuelve la primera opción para tener a tu bebé.
Te puede interesar: Todo lo que debes saber sobre la Episiotomía

Incluso, el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología conoce que el cuidado de la doula es “una herramienta efectiva para mejorar el resultado de labor y parto”. En México, cada día hay más servicios de doula y partera, pero antes de contratarla, deberás hacerles la siguientes preguntas.

Lee: ¿Qué es el parto velado?

Elige una partera adecuada

 

Las parteras de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) atienden en promedio 700 mil nacimientos en México. Por ello antes de acercarte a una, investiga qué tanto está capacitada.

  • Revisa su certificación como partera, qué institución avala su conocimiento.
  • Checa su experiencia, y pregúntale a otras madres que hayan sido atendidas por ella.
  • Pregunta si sigue tomando cursos, dónde, por cuánto tiempo y qué ha aprendido.
  • Analiza si trabaja con algún médico, si hace dupla con alguno de ellos.
  • Investiga dónde atiende, en algún hospital, clínica o en casa.
  • Busca recomendaciones de su trabajo en instituciones avaladas.
  • Pregunta cómo es su trabajo, si te pide análisis de sangre, ultrasonidos, tratamientos y otros procedimientos
  • Revisa si tiene alianzas con algún hospital
  • Confirma que ha atendido partos complicados, dónde y cómo le fue. Lo puedes hacer en hospitales donde ella trabaje, con otras mujeres o bien con la familia de las embarazadas.
  • Busca cuáles son sus formas de combatir el dolor del parto, la ansiedad femenina en ese momento y si puedes estar o no acompañada.
  • Checa cómo es la forma en que le pagarás: a través de un hospital o por un grupo médico.
También lee: Cambios vaginales durante el embarazo, parto y posparto

 

Selecciona a tu doula

 

En México esta figura femenina —también hay algunos casos masculinos— toma cada vez más relevancia. No se tienen cifras especificas de cuántas hay en el país, pero desde tiempos ancestrales, las mujeres en proceso de parto, siempre estuvieron acompañadas por una figura que las cuidaba y les brindaba apoyo físico y emocional para que su parto fuer amo menos traumático, lastimoso o aterrador. Por tanto, las preguntas que debes hacerle para saber si la contratas o no, son las mismas que le hiciste a la doula.

Summary
Doula y partera: ¿cuál debes elegir y cómo te ayudan?
Article Name
Doula y partera: ¿cuál debes elegir y cómo te ayudan?
Description
Si vas aparir, es importante que te informes acerca del personal que te apoyará, por eso te explicamos las diferencias entre una doula y una partera.
Author
Publisher Name
bbmundo
Publisher Logo

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...