El parto: cómo manejar el dolor sin calmantes

Redacción bbmundo · 24 septiembre, 2014

Los dolores son insoportables, que nos dan ganas de no movernos, pero ¡no necesitas pastillas! Aprende a calmarlos sin un calmante.

Si decidiste que quieres experimentar un parto natural, sin analgésicos ni calmantes, vale la pena que te prepares física y psicológicamente para la experiencia; elijas cuidadosamente a las personas que te acompañarán en ese momento tan importante y tengas cierto control sobre el entorno.

Tu cuerpo

  • Relájate, busca qué puntos de tu cuerpo están tensos y dedica especial atención en ellos.
  • Utiliza los diferentes patrones de respiración pausada para favorecer tu relajación.
  • Alterna diversas posiciones que promuevan la evolución del trabajo de parto y tomen ventaja de la fuerza de gravedad.
  • Muévete rítmica y suavemente, balancéate o baila para ayudar a tu bebé a descender por la pelvis.
  • Vocaliza y haz ruidos liberadores y relajantes.

Tu mente

  • Busca compañía y apoyo de un ser amado.
  • Practiquen la relajación y respiren juntos para mejorar la confianza y la comunicación entre ustedes.
  • Enfócate en los aspectos positivos del trabajo de parto, en lo que oyes, ves, hueles o sientes.
  • Identifica tus necesidades y comunícalas.
  • Concéntrate en el momento y responde adecuadamente a cada contracción.
  • Ten paciencia y confianza.

Tu ambiente

  • Familiarízate con el lugar donde nacerá tu bebé.
  • Comunícate con tu médico y participa activamente en la toma informada de decisiones.
  • Busca tu privacidad, dentro de la seguridad.
  • Escucha música que pueda ser suave y relajante o fortalecedora y energizante.
  • De ser posible, ajusta la iluminación y temperatura del lugar a un nivel confortable para ti.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (2 votes, average: 4,50 out of 5)
Loading...