fbpx

Mentiras de las cesáreas que debes saber antes de tener una

Si es probable que tengas a tu bebé por medio de cesárea, te contamos cinco mentiras de las cesáreas que debes olvidar.

En 2020, el número de nacimientos por cesáreas, superó a los partos naturales, llegando a ser más del 50% de los casos, según informaron los datos preliminares del Subsistema de Información sobre Nacimientos (SINAC) de la Secretaría de Salud. Pero ¿qué implica someterse  a este tipo de procedimientos? Te compartimos qué mentiras de las cesáreas debes saber antes de someterte a una.

5 mentiras de las cesáreas

No vas a sentir nada

Cuando tienes una cesárea, te aplican anestesia para evitar que te desmayes del dolor. Sin embargo aunque haga efecto, es probable que sientas tirones y tirones, algo para que a lo mejor no estaba preparada y también puede ser mucho con lo que lidiar además de la emoción, la ansiedad y la adrenalina.

La recuperación es tranquila

El médico te mandará medicamentos y ciertos cuidados para sanar la herida abdominal. No deberás levantar nada más pesado que tu bebé, tomar el medicamento y hacer caso a las indicaciones médicas. Sin embargo, una cirugía no es cualquier cosa ya que puede tardarse hasta seis semanas en sanar.

Es probable que tu abdomen siga adormecido todavía seis meses después, por lo que es importante escuchar lo que dice tu cuerpo y los médicos para que la herida sane por completo. Hacerte la guerrera, es una de las mentiras de las cesáreas que no debes creer.

Falló tu cuerpo

No te sientas mal si tuviste que recurrir a la cesárea. Es probable que todo el mundo te bombardee sobre la idea de que lo mejor es el parto natural. Pero cuando tu médico te diga que esto no es posible por bienestar de los dos o tú lo quisiste así, se vale. No te sientas mala madre, tu cuerpo no falla si es que el parto natural no es la opción. Siéntete orgullosa porque tu cuerpo formó un hermoso ser y está lejos de ser un fracaso.

No puedes usar analgésicos en la recuperación

Después de la cirugía, si te sientes mal exige tus derechos  y pide medicamento. No te sientas mala madre o juzgada, no le tienes que demostrar nada a nadie. Si te duele, pide medicamentos hasta que te sientas mejor. Tener que padecerlo es una de las mentiras de las cesáreas.



Libro 90 respuestas claras para mamás novatas.

Es menos mágico que el parto vaginal

Es probable que te lleguen comentarios «tóxicos», de gente que considere que un parto es mejor que una cesárea. Olvida eso. Tu cuerpo pasó por el mismo proceso y no es que lo quieras más o menos por elegir una u otra opción. Recuerda que los bebés nacen de la forma en que necesitan nacer y nadie debería juzgar a nadie por su elección o necesidad.

Prepara tu plan de parto y exige que se cumpla. Sabemos que durante pandemia puede ser más complicado, pero en la medida de lo posible continúa con tu sueño. Si quieres música, que la pongan, si quieres que esté tu mamá o tu pareja, se vale.

Artículo original: mother.ly

Comparte esta nota

Más sobre este tema

Qué te pareció esta nota

0 / 5. 0

TAGS: