¿Qué pasa con la lactancia cuando fallece el bebé?

Guadalupe Camacho · 12 octubre, 2020

¿Tomar medicamento, vendarse los senos, donar la leche? ¿Qué hacer cuando la se está lactando y fallece su hijo? Te contamos todo sobre lactancia en luto.

Las pérdidas gestacionales, las perinatales, las neonatales así como las de la infancia temprana ocurren diariamente y, ante ellas, miles de mujeres y sus familias se enfrentan no sólo al dolor y el luto sino también a la disyuntiva de qué hacer con su leche materna.

Por ejemplo, en el año 2019 se registraron en México, 23 mil 868 muertes fetales; de ellas, 19 mil 901 ocurrieron antes de nacer y 3 mil 271 tras el nacimiento, y del resto de la cifra no se tiene registro de en qué momento ocurrió el deceso, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

¿Qué pasa con la lactancia cuando fallece el bebé?

La leche no tiene hora de «llegada»

Algunas mujeres producen leche, incluso días antes del nacimiento de su bebé, a otras «les baja» justo durante el trabajo de parto, aunque la gran mayoría comienza a lactar en las primeras horas tras el nacimiento de su hijo.

Al respecto, la tanatóloga Diana Guzmán, integrante de Miss ECA, grupo de acompañamiento ante el fallecimiento de un hijo durante el embarazo, parto o después de nacer, explica que la lactogénesis (inicio de la secreción de la leche materna) sucede de manera inesperada, al igual que la muerte de estos bebés.

Te puede interesar: Herpes neonatal: el «beso de la muerte» y cómo evitarlo

Y la mujer se queda un tanto a la deriva pues «en México no existe un protocolo nacional para acompañar frente a la muerte de un bebé en el embarazo, en el parto o después de su nacimiento. Así, la mayoría de las mujeres tiene salida de leche sin importar las semanas de gestación, ya que esto depende de cada organismo, y ocurre porque al desprenderse la placenta del cuerpo, éste ‘entiende’ como finalizado el embarazo por lo que las diferentes hormonas se liberan, en especial la prolactina y, en consecuencia, se inicia la ‘bajada de leche'», explica Diana Guzmán, quien también es doula.

Vendajes o medicamentos, lo usual

En la mayoría de los servicios de salud en México y América Latina se medica a la mujer para «cortar» la leche; o bien, se vendan los senos, sin preguntarle si está de acuerdo. «Pocos son los casos en que se le permite el paro fisiológico natural o que se le brinde información sobre la donación de leche», lamenta la entrevistada.

«Para las mujeres, que sus hijos vivieron algunos días, meses o incluso años el panorama es similar, no reciben acompañamiento de ningún tipo, y la lactancia queda de lado. Incluso, muchas veces al llegar a casa después de los servicios funerarios de sus hijos, buscan apoyo de profesionales de salud, que de inmediato las medican, sin ofrecerles ninguna otra opción, salvo que algunas de ellas continúan amamantando a sus otros hijos si así fuera el caso», indica Guzmán.

Además, a otras mujeres, los médicos y enfermeras, les presionan el pecho con vendajes y, por medio de esta acción «evitan» que los conductos se llenen de leche, lo que puede ser doloroso, incómodo, al tiempo que genera ansiedad y tristeza.

Lactancia en luto

Por su parte, Damara Monroy, asesora de lactancia y crianza positiva, explica que la lactancia en duelo es más común de lo que se cree y quienes brindan el apoyo,  acompañamiento y conocimientos, son otras mujeres que tuvieron las misma experiencia.

«Es un tema del que se habla poco, pero el impacto puede ser muy grande si no se trabaja en terapia o con acompañamiento, por eso hay que apoyar a la mujer, escuchándola, llevándole alimentos, limpiando su casa o realizando otros apoyos en el hogar, llevándola a terapia o sugerírsela», indica Monroy.

Al respecto, Guzmán dice que «recordemos que estas madres están en posparto  y, hablando de fisiología, es una situación idéntica al de cualquier madre con un bebé con vida, pero emocionalmente más complejo ya que las hormonas del posparto no pueden regularse de la misma manera, puesto que no existe lactancia con un bebé con vida lo que implica que estas hormonas no se regulen de la misma manera. Por tanto, hay sentimientos depresivos».

También lee: La posible razón de la muerte súbita del lactante

Las entrevistadas concuerdan que hay que evitar decirle estas frases a la mujer que ha perdido a su hijo:

* Es mejor ahora que después.
* Lo bueno que estaba chiquito y no te encariñaste.
* Dios tiene otros planes para ti.
* Seguro fue porque venía mal.
* No llores, no lo dejas descansar.
* Tienes que ser fuerte por tu esposo y tus otros hijos.
* Eres joven, tendrás más hijos

El banco de leche, una opción

Para algunas mujeres en lactancia en luto, les ayuda mucho a superar su duelo el donar su leche a algún banco de leche materna, pues en estos sitios siempre se necesita para satisfacer la alta demanda.

En estos lugares se extrae la leche en contenedores esterilizados y a las muestras se les hacen análisis de virus como el VIH, y otras decenas de revisiones. Después se almacena bajo estrictas medidas de seguridad y refrigeración o congelación para que sean utilizadas en el momento necesario.

Por ejemplo en el Instituto Nacional de Perinatología, se realizará historia clínica y/o exámenes de laboratorio y una vez aceptada como donante, la mujer recibirá capacitación de técnicas de extracción, conservación y transporte de leche humana, así como equipo para colectar y transportar la leche.

Entre los bancos mexicanos de leche que la reciben están:

• Banco de Leche Materna
Hospital de Ginecología y Obstericia Número 4 “Dr. Luis Castelazo Ayala”, en la Ciudad de México.
Rio de la Magdalena 289, Tizapán San Ángel, Progreso Tizapán, Álvaro Obregón, 01090 Ciudad de México, CDMX
Tel. 55 5550 6422

• Banco de Leche Humana INPer
En el Instituto Nacional de Perinatología pueden recibirla comunícate al 5520.9900 ext. 422 o 423 de 08:00 a 15:00 horas de lunes a viernes
Montes Urales No. 800, Col. Lomas Virreyes, CDMX. C.P. 11000

• Hospital de la Mujer de Zacatecas
Vialidad Arroyo de la Plata, Parque Industrial, 98600, Guadalupe, Zacatecas

• Hospital General de Fresnillo
Carretera Fresnillo-Valparaiso Km 3.45 Centro 99000, Fresnillo, Zacatecas

• Hospital de la Mujer Aguascalientes
Desarrollo Especial Centro de Morelos, Av. Siglo XXI 109 Cd. Satétile 20140 Aguascalienres, Aguascalientes

• Hospital de la Madre y el Niño Guerrerense
Blvd. René Juárez Cisneros esq. Huamuchik s/n Chilpancingo, Guerrero

• Hospital Materno Infantil «Esperanza López Mateos»
Calle Constituyentes 1075, Moderna 44190 Guadalajara, Jalisco

• Hospital de la Mujer
Guillermo Rocket 250, 58295, Morelia Michoacán

• Hospital Regional «Doctor Pedro Espinosa Rueda»
Calle 2 Norte s/n La Banda, 71600 Pinotepa Nacional, Oaxaca

• Hospital General de San Juan del Río
Luis Donaldo Colosio 422, 76804, San Juan del Río

• Hospital General de Tijuana
Centenario 10851, Zona Río, 22000, Tijuana, B.C.

• Hospital de la Mujer de Ciudad Juárez
Av. Paseo Triunfo de la República s/n Partido Romeri, 32330, Ciudad Juárez, Chihuahua

• Hospital General de Saltillo
Calle Fray Landín s/n Nuevo Centro Metropolitano de Satillo, 25050, Saltillo, Coahuila

*Para conocer la lista completa puedes revisar este link 

Joya de leche materna

Damara Monroy, asesora de lactancia y crianza positiva, también sugiere que la leche pueda utilizarse, para hacer una joya que perdure en el tiempo y ayude a la mujer, y familia, a tener un recuerdo positivo.

«Existen diversos talleres de joyería donde se lleva un poco de leche, y allí se encapsula y se pueden realizar anillos, brazaletes, aretes o collares», indica Monroy que también sugiere ayudar a la mujer a ir bajando, sin medicamentos ni vendajes, la cantidad de leche de forma natural, con la ayuda de una asesora en lactancia.

Las expertas indican que la mujer con en luto, debe recibir todo el apoyo de su familia, amigos y, por supuesto, de los médicos. Y recomiendan que se acerque a una experta en lactancia, así como a los grupos de autoayuda.

No te pierdas: ¿Qué es la muerte de cuna?