Herpes neonatal: el “beso de la muerte” y cómo evitarlo

Redacción bbmundo · 18 junio, 2019

Conoce el caso de Noah el bebé con herpes neonatal que estuvo a punto de perder la vida. Te explicamos de qué trata y cómo evitar contagios.

herpes neonatal

Recientemente se dio a conocer la lamentable noticia de que un bebé británico estuvo a punto de perder la vida por haber contraído herpes neonatal, también conocida como herpes simple tipo 1 (HSV1). Te explicamos cómo evitar que otros bebés sean víctimas del llamado “beso de la muerte”.

La herpes neonatal se contagia por el contacto boca a boca

Aunque en los adultos la herpes no es mortal y solamente produce molestas ampollas que producen picazón y ardor que suelen desaparecer con el paso de los días; en el caso de los bebés, es altamente peligroso  ya que, puede generar en el crío, discapacidad neurológica duradera o la muerte.

Te recomendamos: Enfermedades que se transmiten a través de los besos

Hasta 2017, la Organización Mundial de la Salud había registrado que existían 3700 millones de personas menores de 50 años, infectadas por VHS-1; lo que significa un gran riesgo porque muchos de ellos no saben que lo tienen y pueden contagiar a niños, afectando su sistema inmunológico, a través del famoso “beso de la muerte”.

Síntomas

En el caso de Noah, el bebé británico, mostró hinchazón en el ojo, enrojecimiento y una pequeña costra. Con el paso de los días aparecieron ampollas, lo que fue un signo de alarma para su madre, Ashleigh White, quien después de acudir al pediatra, fue dirigida al hospital.

También: 4 enfermedades virulentas que invaden la boca de tus hijos

Al principio no lo diagnosticaron con este virus; sin embargo, su madre insistió en que indagaran más, lo que hizo que lo detectaran a tiempo, y se pudo evitar que afectara los órganos vitales y perdiera la vista. Noah recibió medicamentos antivirales y tuvo que pasar más de dos meses hospitalizado.

 

Registros de la OMS asegura que la herpes neonatal se da en aproximadamente 10 de cada 100.000 nacimientosa nivel mundial.

Es importante entender que una persona que contrae el virus, lo tendrá siempre ya que, no hay cura. “Entre el 50% y el 90% de las personas en el mundo lo tienen y aunque no tengan síntomas, el virus está en su organismo”, explicó Liz Bragg, pediatra y miembro de la Junta de Salud de la Universidad de Cardiff y Vale, de Inglaterra.

Por otro lado: Ojos rojos o uveítis: la enfermedad que provoca ceguera en niños

 

Bragg explicó que las personas que en su momento contrajeron herpes y no tienen síntomas a simple vista, pueden verlo reflejado cuando se estresan, que es cuando el virus se activa y es el conocido herpes labial, mismo que no es contagioso mientras no haya brote.

 

Por lo tanto hay que evitar besar a personas que tengan un brote, más en el caso de los bebés para que no se contagien de herpes neonatal. La pediatra recomendó que durante el primer mes de vida, no lleves a un recién nacido a lugares con mucha gente y evitar que esté de mano en mano, para no dañar sus sistema inmunológico.

Artículo original: bbc.com