¿Cuántos ultrasonidos realmente necesitas?

Redacción bbmundo · 10 septiembre, 2020

Es muy emocionante ver a tu bebé. El ultrasonido puede ser la parte más feliz de tu revisión con el ginecólogo. ¿Pero cuántos en realidad son necesarios?

De la misma manera en que un delfín utiliza ondas sonoras que rebotan con otros cuerpos en el mar para hacerse una imagen de qué está a su alrededor, así los equipos de ultrasonido emiten ondas de sonido de alta frecuencia para explorar el abdomen y crear una imagen o sonograma del bebé y la placenta.

¿Hay riesgo al hacerse ultrasonidos?

En realidad, no. Este tipo de estudio se ha hecho con seguridad por más de 20 años. Sin embargo, el Instituto Americano de Ultrasonido en Medicina recomienda que se use con moderación y en manos de especialistas. La onda de ultrasonido puede calentar ligeramente el organismo y en algunos casos, crear pequeñas burbujas de gas en líquidos o tejidos corporales, que se conoce como cavitación.

Como no se sabe si esto puede tener efectos a largo plazo en la mamá o el bebé, esta asociación médica recomienda hacerse solamente los ultrasonidos necesarios para el control médico y ninguno “de recuerdo”.  El uso de ultrasonido Doppler en las primeras 14 semanas de embarazo, de acuerdo con la Federación Mundial de Ultrasonido en Medicina y Biología, “sólo debe utilizarse por una indicación clínica y la exposición debe mantenerse breve, entre 5 y 10 minutos, y no superar los 60”.

Te puede interesar: ¿Para qué sirven las vitaminas prenatales y cómo tomarlas?

 

¿Cuándo hay que tener uno?

La decisión del número de ultrasonidos varía en base a las condiciones del embarazo y las preferencias del doctor. Si todo va bien, no es necesario hacerse un ultrasonido, pero por lo general, te harán:

  1. Al principio del embarazo si se sospecha de embarazos molar o no viable o ectópicos.
  2. Al principio del embarazo si se sospecha de embarazo de más de un bebé o no se conoce la fecha de concepción.
  3. A las 20 semanas para revisar que la placenta esté bien y que el bebé tiene un tamaño acorde a sus semanas de gestación. En este momento es posible en muchos casos conocer el sexo del bebé.
  4. En el tercer trimestre para observar la ubicación de la placenta.

Aunque está demostrado que es un procedimiento que no pone en riesgo a tu bebé ni a tu salud, el ultrasonido tampoco es algo que hay que hacer por diversión o nada más para ver la carita de tu bebé, si estás tranquila y tu médico no tiene nada de qué preocuparse, no es necesario realizarse un ultrasonido con cada consulta al ginecólogo. Tu nene va creciendo y tú lo vas sintiendo y disfrutando cada día de tu embarazo.

También lee: 3 productos para cuidar tu piel durante el embarazo

 

Tipos de ultrasonido

El proceso y el principio en que se basan es el mismo, existen siete tipos de ultrasonidos:

  1. Transvaginal – Se usa un transductor de sonda especialmente diseñado, dentro de la vagina. La mayoría de las veces se utiliza durante las primeras etapas del embarazo.
  2. Ultrasonido estándar – Es el tradicional, que utiliza un transductor sobre el abdomen para generar imágenes en 2-D del feto.
  3. Ultrasonido Avanzado – Este examen es similar al ultrasonido estándar, pero utiliza equipo más sofisticado y se usa si se sospecha de un problema concreto.
  4. Ultrasonido Doppler – Mide ligeros cambios en la frecuencia de las ondas de ultrasonido a medida que rebotan objetos en movimiento, como las células sanguíneas.
  5. Ultrasonido tridimensional – Utiliza sondas y software especialmente diseñados para generar imágenes tridimensionales del feto.
  6. 4-D o 3-D dinámico – Usa escáneres especialmente diseñados para observar la cara y los movimientos del bebé antes del parto.
  7. Ecocardiografía fetal – Utiliza ondas de ultrasonido para evaluar la anatomía y función del corazón del bebé. Esto se usa para ayudar a evaluar la sospecha de defectos cardíacos congénitos.

No te pierdas: ¿Por qué da mucha sed durante el embarazo?