Cómo cuidarte de la influenza si estás embarazada

Redacción bbmundo · 7 marzo, 2017

¿Una mujer embarazada puede usar medicamentos antivirales sin correr riesgos?

embarazada con influenza

La gripe (en todos sus tipos, incluyendo la influenza) es un virus que se propaga a través del aire por las gotitas de saliva que expulsamos cuando tosemos o platicamos.

Pero, ¿una mujer embarazada puede usar medicamentos antivirales sin correr riesgos?

Los estudios que se han hecho en animales con antivirales como rimantadine, oseltamivir y zanamivir no han indicado problemas cuando han sido aplicados durante la gestación. Sin embargo, no existe ningún estudio publicado sobre los efectos de estos antivirales en las mujeres embarazadas. Por ello, no se puede garantizar que estos medicamentos sean completamente inofensivos, pero los estudios en animales sugieren que no se asociarían con un aumento significativo en los defectos congénitos.

Sólo tu médico puede determinar si es necesario el tratamiento con antivirales. De ser así, no debes asustarte, pues no hay información en humanos que demuestre que existe un riesgo alto para el feto.

Si ingieres algún medicamento antes de acudir al médico, el diagnóstico podría ser el erróneo pues los malestares y síntomas típicos de la nueva influenza podrían disminuir o disfrazarse. Una vez que hayas sido diagnosticada y si tus síntomas no están relacionados con la influenza, no olvides que puedes tomar paracetamol, pues este analgésico es muy eficaz para el alivio del dolor y la fiebre, sin causar daños en ti o en el bebé.

Recuerda que las mujeres embarazadas son más susceptibles de enfermar o ser contagiadas por diversos tipos de virus, incluyendo el de la influenza, debido a los grandes cambios hormonales e inmunológicos que ocurren durante la gestación. Lo más importante es que te mantengas informada y tomes todas las precauciones necesarias, pues efectivamente la prevención es una de las mejores soluciones para atacar este virus.

 

Medidas preventivas

  • Toma muchos líquidos.
  • Come frutas y verduras ricas en vitaminas A y C (zanahoria, papaya, guayaba, naranja, mandarina, lima, limón y piña).
  • En caso de presentar síntomas de resfriado y fiebre alta repentina (más de 38 ºC) debes consultar inmediatamente a tu médico. No acudas a un hospital sin haberlo consultado previamente por teléfono, pues estos lugares son un foco importante de infección.
  • Evita saludar de beso y dar la mano.
  • Evita la asistencia a lugares concurridos o multitudinarios como cines, teatros, bares, autobuses, metro, etc.
  • No compartas alimentos, vasos ni cubiertos.

 

¿Si una mujer embarazada se contagia con el virus de la influenza su bebé está en riesgo?

No existe evidencia científica respecto a la relación entre la influenza de origen porcino en el embarazo y sus efectos en el feto. Aunque el virus de la influenza no ocasionara efectos directos en el bebé, la fiebre alta que siempre acompaña a esta enfermedad podría provocar secuelas, especialmente en el cierre del tubo neural (durante el primer mes de gestación).  Es muy importante consultar a tu médico para seguir el tratamiento adecuado de la fiebre y que ingieras la dosis suficiente de acido fólico.

 

Si tienes en casa a un recién nacido

La principal fuente de nutrimentos de un recién nacido es la leche materna, por lo que es muy importante que sigas amamantando a tu bebé. La influenza no se transmite por esta vía y tu bebé no corre ningún riesgo si tomas las precauciones necesarias.

  • Lávate las manos antes y después de amamantar a tu bebé.
  • Utiliza un cubrebocas antes de destapar tus pechos y mientras alimentas a tu bebé.

Fuentes:
http://www.otispregnancy.org/
http://mombaby.org/

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (3 votes, average: 3,33 out of 5)
Loading...