Los viajes en carro durante el embarazo

Redacción bbmundo · 31 enero, 2015

No es necesario que dejes de manejar, pero debes tomar ciertas precauciones.

No existe razón alguna por la que debas evitar hacer un viaje en carro. Sin embargo, un estudio reciente que se practicó a 22 mujeres embarazadas, encontró que manejar durante el último mes de embarazo podría poner en riesgo al feto. La razón es que el vientre de la mamá -y por lo tanto el feto-, están demasiado cerca del volante y, en caso de un accidente, el bebé sería el primero en resultar dañado. Por esa razón, lo más conveniente  -en caso de que necesites hacer un viaje- es que alguien más maneje.

Es importante que nunca utilices el cinturón de seguridad de manera que atraviese tu abdomen, por que en caso de accidentarte la placenta podría desprenderse del útero. Lo más recomendable es que coloques el cinturón sobre tu pelvis, ya que es uno de los huesos más fuertes en tu cuerpo. Si el carro también tiene cinturón para los hombros, úsalo. Recuerda que los huesos, los músculos, los órganos y el líquido amniótico de tu cuerpo protegen a tu bebé, por lo que la mejor manera de protegerlo es cuidándote a ti misma, mediante el uso del cinturón de seguridad.

Las bolsas de aire también son seguras durante el embarazo como lo son en cualquier otra situación, siempre y cuando utilices correctamente el cinturón de seguridad y mantengas una distancia de aproximadamente 25 cm del tablero o de la bolsa de aire. Ya sea que tú manejes o estés en el asiento del copiloto, puedes mover tu asiento hacia atrás de manera que estés en una posición cómoda y segura. Si no te es posible mover tu asiento, utiliza algo que te dé mayor altura cuando estés sentada.

  • En caso de tener algún accidente, es importante que vayas con tu ginecólogo lo antes posible para que los revise a los dos y te realice un ultrasonido para saber si la placenta no se desprendió.
  • Existe la posibilidad de que durante el viaje sientes náuseas, se te hinchen los pies, o bien, sientas un hormigueo en las piernas por falta de circulación. En este caso deben detenerse cada 90 minutos -o menos- para que vayas al baño, te estires y camines un poco.
  • En el camino puedes hacer ejercicios con los pies como mover tus tobillos en forma circular o flexionarlos hacia arriba y hacia abajo.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (9 votes, average: 3,44 out of 5)
Loading...