Cuando termine la semana 22 del embarazo tendrás oficialmente cinco meses de embarazo! Tu bebé parece una muñeca pequeña, de más o menos 20 centímetros, y por fin rebasa el medio kilo de peso. Es del tamaño de un pimiento y por eso, empuja tus pulmones, estómago e intestino para tener espacio dentro de ti.

Sorpresas de la semana 22 del embarazo

Está desarrollando su sentido del tacto y practicando asirse a algo. En pocos meses, este reflejo hará que apriete tu dedo con sus deditos. Por ahora, cierra el puño alrededor del cordón umbilical, lo único que hay en su mundo de lo que se puede pescar. El vientre es un sitio oscuro, sin embargo, tu bebé ya puede percibir la luz y la oscuridad, aunque sus párpados siguen pegados. Haz la prueba, pega una linterna a tu panza y enciéndela. ¿Qué pasa?

Tu bebé puede escuchar tu voz, los ruidos que hace tu estómago y por supuesto, los latidos de tu corazón. ¿Cómo se escuchan a través del líquido amniótico? Vamos a descubrirlo en la semana 22 del embarazo.

Un estudio realizado en Finlandia comprobó que los bebés reaccionan claramente a los sonidos que escucharon en el útero. Habla con tu bebé, pon música y encuentra así una forma de comunicarte con él desde ahora.

Durante la semana 22 del embarazo, es posible que notes tus pies un poco más grandes. La relaxina, la hormona que relaja los ligamentos y articulaciones de la pelvis para prepararla para el parto, afloja mucho más que esta zona de tu cuerpo, y en los pies el resultado es que te crezcan entre medio y un número completo.

En las mamás primerizas, se notará más la pancita de embarazada, pues tu útero está creciendo a pasos agigantados. Durante esta semana o dentro de muy poco se va a botar tu ombligo. Tu vientre debe medir entre 20 y 24 centímetros. Es posible que esta pancita empiece a presionar tu intestino, lo que provoca estreñimiento y acidez.

Recuerda caminar y tomar al menos ocho vasos de agua cada día. El ejercicio es esencial en esta etapa del embarazo. Y es una forma de estimular la inteligencia de tu bebé. Varios estudios indican que los hijos de mamás que hacían ejercicio regularmente durante el embarazo tienen mejores calificaciones en tests de inteligencia a los cinco años.

En la semana 22 del embarazo tu bebé es del tamaño de un coco, y está practicando su reflejo de prensar algo con sus deditos. Ahora se pesca del cordón umbilical, en unos meses, lo hará de tu dedo. También es sensible a la luz y puede escuchar muchos sonidos, como tu voz o el fluir de la sangre por tus venas.

Puedes culpar a tus hormonas. O puedes darles las gracias. Entre todo lo que estos mensajeros químicos provocan, también pueden causar oleadas de deseo que tu pareja y tú van a aprovechar, siempre que el cansancio o la panza lo permitan. Es perfectamente normal sentir más o menos ganas de compartir horas apasionadas y lo importante es cuidar la intimidad, la unión y reconocer que tu cuerpo está pasando por un momento extraordinario.

La segunda mitad del embarazo está llena de cambios y sobre todo, del crecimiento acelerado de ese bebé que ya está existiendo en tu vientre.

 

También lee:
→La semana 9 del embarazo
→La semana 19 del embarazo
→La semana 20 del embarazo