En la semana 39 del embarazo, el cerebro de tu bebé es el que más está creciendo; es aproximadamente 30% más grande que hace cuatro semanas. Para esta semana, habrás ganado por ahí de ¡14 kilos! y el útero se va acortando, dilatando y reblandeciendo de manera progresiva.

La semana 39 del embarazo y está por llegar

Ya mide más de 50 centímetros y puede llegar a los 3 kilos 300 gramos. Su producción de grasa, debajo de la piel, continúa.

En la semana 39 del embarazo uno de los logros principales de su organismo, es el desarrollo de los conductos lagrimales; sin embargo, tu bebé no llorará aún porque necesita que los pulmones se llenen de aire para dar los alaridos que en unos días te van a hacer feliz. Es muy importante el primer llanto del pequeño, es allí cuando los neonatólogos observan si sus pulmones están maduros.

Ya estás muy pesada, cansada y fastidiada, ahora estamos contando los días o las horas. Tómalo con calma, duerme, camina y vete a cine. Trata de no estar mucho tiempo sola. En cualquier momento tu hijo llegará al mundo, por eso deberás tener listos los papeles de ingreso al hospital, tu identificación y los documentos de la aseguradora o del servicio de salud que hayas elegido. Así como el teléfono de tu médico o el de tu partera. Todos deben estar atentos y en comunicación constante. Tu médico querrá verte cada dos días y es importante que monitoree a tu bebé.

Ya estás a días, si no es que horas, del gran acontecimiento, la bienvenida es inminente. Estás lista, y también lo está tu bebé. Prácticamente ya está del tamaño y peso que tendrá al nacer. Tu estás cansada y pesada, pero ten calma, falta muy poco.

Tu bebé, aunque ya haya nacido, sigue madurando y creciendo fuera de ti. Sus ojos son miopes, se fija en los contrastes y pueden ver con claridad tu cara cuando estás a 25 centímetros de distancia, justo la que hay cuando lo estás abrazando. Puede escuchar y reconocer tu voz, canciones y otras voces cercanas. Le encanta el ruido blanco. El contacto piel con piel es clave para que se desarrolle y se sienta seguro.

Él sigue cambiando, que no te asombre si de un día para el otro lo ves completamente distinto. Su color de ojos podrá ser diferente, pero su mirada es la misma. ¡Disfruta cada momento! Su cerebro sigue haciendo millones de conexiones y todo es un estímulo. El más importante, es el amor. Pide apoyo, no tienes que ser la súper mamá que todo lo puede, tu bebé necesita una mamá feliz, no perfecta.

En la semana 39 del embarazo tu embrión dejó de ser una idea, una chispa de vida y se ha desarrollado en un ser humano. Gracias a tu organismo y a la serie de eventos precisos y perfectos que sucedieron durante nueve meses cada célula, cada órgano, cada hueso y cada neurona, está lista para la vida. Estás a punto de tenerlo en tus brazos. Disfruta tus últimos días de embarazo (recuerda que cada uno de ellos es único) y ten la certeza que serás la mejor madre para tu hijo.

También lee:
→La semana 36 del embarazo
→La semana 37 del embarazo
→La semana 38 del embarazo