Los abuelos son personas muy importantes en la vida de tu hijo. ¿Quién no quiere a alguien cuyo papel fundamental es amarlo y consentirlo de forma incondicional? Además, el apoyo que te brindan en las primeras semanas de vida de tu bebé es invaluable. No hay nadie mejor para ayudarte a desarrollar tus habilidades para cuidarlo mientras ganas confianza y lo haces sola. Pero, ¿qué pasa cuando exceden su función y la que manda es la abuela?  

¿Tú hijo solamente obedece a su abuela?

 

Asume tu responsabilidad

  Muchas parejas jóvenes o mamás solteras que atraviesan por una situación difícil, ya sea económica o emocional, se ven obligadas a vivir con sus padres; otras veces, aunque vivan fuera, los abuelos ayudan en el cuidado de los niños. Si es tu caso, es posible que tu hijo comience a reconocer a sus abuelos como la autoridad principal e incluso hacerles más caso que a ti. Por supuesto, esta situación no es favorable y debes resolverla como la persona adulta que eres. En ocasiones, los papás lo propician porque se ven beneficiados y sienten una menor carga de responsabilidades, pero ten cuidado: si te comportas como una hija más sin autoridad, no esperes que tu crío la reconozca.  
También: Beneficios de la convivencia entre abuelos y nietos
 

Para resolverlo

 
  • Platica con tu pareja El primer paso es que los dos tengan claro lo que quieren para su hijo y qué reglas desean implementar en casa.
 
  • Habla con los abuelos Lo mejor es hacerlo con tu esposo. Elijan un momento y espacio adecuados y por supuesto, no frente a tu bebé. Díganles que aprecian su ayuda, pero que desean que su hijo sepa que ustedes son quienes mandan y para eso es importante respetar las reglas que han establecido.
 
Te puede interesar: ¿Los bebés están seguros con sus abuelos?
 
  • Pídeles cosas específicas A veces los problemas surgen porque los abuelos no saben de qué manera ayudar y repiten cosas que hacían contigo y que has decidido cambiar, como la dieta. Decirles lo que tú esperas de ellos es de gran ayuda.
 
  • Si todo lo demás falla, limita sus visitas. Deben tener claro que no es un castigo y que solamente será mientras logran ponerse de acuerdo respecto a qué es lo mejor para tu hijo.
 
Por otro lado: ¿Cómo hacerle para que no intervengan de más?