Trabajo y lactancia: ¡es posible!

Graciela Hess · 3 julio, 2015

8 tips para extraer la leche materna y no destetar a tu bebé antes de tiempo.

Cuando estás amamantado a tu bebé y debes regresar al trabajo es muy común pensar que la única solución para continuar con su alimentación es destetarlo, sin embargo con un poco de esfuerzo puedes continuar con la lactancia, aquí te decimos cómo:

  • Dedica las primeras semanas del nacimiento de tu bebé a recuperarte y establecer la lactancia, sin pensar en nada más
  • A partir de la tercera semana puedes empezar a practicar la extracción de la leche. La que vayas recolectando la puedes guardar en el congelador para usarla posteriormente. Puede ser que en los primeros intentos obtengas poca leche, lo cual no significa que tu producción sea insuficiente, sólo es cuestión de práctica y tiempo
  • Revisa que el recolector simule el patrón de succión del bebé quien tiene un ritmo aproximado de 1.2 succiones por segundo, lo mejor es que tome que tome el pecho y lo suelte, por lo menos cada dos o tres segundos, de hecho en algunos puedes regular el tiempo
  • La leche que vayas recolectando puedes guardarla en el congelador para usarla después. Es común que en los primeros intentos obtengas poca, esto no significa que tu producción sea insuficiente, pues sólo es cuestión de práctica
  • Entre la técnica de extracción y succión de tu bebé, es un buen momento para aumentar tu producción de leche. Recuerda que entre más estímulo reciban las glándulas mamarias, más se genera
  • Es conveniente que le enseñes a tomar con una cuchara, vaso o algún otro método y de preferencia que le de la persona que se va a quedar a cargo de él. Estas sesiones deben realizarse unas dos semanas antes de que vuelvas al trabajo para no interferir con el establecimiento de la lactancia. De preferencia, enséñale a usar el biberón al menos después de su primer mes
  • Cuando estés trabajando lo mejor es que extraigas la leche al menos cada tres horas, al terminar continúa con el estímulo un par de minutos. Puedes tomar descansos para realizarlo, según el artículo 170 de la Ley Federal del Trabajo, la madre tiene derecho a dos reposos de media hora cada uno después de haber dado a luz
  • Amamanta a tu bebé siempre que estés con él, así no bajará la producción de leche, esto puede ser antes de irte al trabajo y cuando llegues a casa, además procura que sea a libre demanda: las veces y el tiempo que él quiera.
  • Almacénala en un recipiente esterilizado y en una hielera para que se la den a tu bebé al día siguiente.

Por último, es indispensable que descanses y para lograrlo puedes utilizar la posición “acostada” para amamantar a tu bebé.

Según la Organización Mundial de Salud, es importante mantener la lactancia por lo menos hasta los seis meses de edad y continuar con la lactancia mixta el mayor tiempo posible, pues esto hará que tu bebé crezca emocionalmente sano y tenga un desarrolle saludable.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (7 votes, average: 4,29 out of 5)
Loading...