Falta de autoridad en tus hijos y sus consecuencias

Juan Pablo Arredondo · 17 julio, 2019

¿Crees que te falta autoridad? Aprende cómo ejercerla sin ser el villano y cómo saber que no tenerla se está convirtiendo en un problema.

falta de autoridad

Para todos aquellos papás que sienten que sus hijos no les hacen acaso, no siguen reglas, no tienen límites y que hacen lo que quieren. Les voy a decir qué onda con la falta de autoridad. Cómo saber si sus hijos están dejando de verlos como una figura de autoridad y qué hacer con ello.

6 tips para tener autoridad

Además conoce cuáles son las broncas de que sus hijos crezcan sin saber acatar normas, reglas. Si no se hace lo que ustedes piden, si sus hijos no cumplen con las normas en casa y cuando se les pide algo reaccionan con gritos y berrinches, son señales de que están perdiendo toda figura de autoridad como padres.

¿Porque la autoridad hoy por hoy puede ser un problema?

  • Loa papás de hoy han tendido a renunciar a ella y por lo tanto los efectos en los niños pueden ser terribles. Falta de respeto, seguimiento de instrucciones, orden, autoridad.

Te recomendamos: ¿Por qué tu hijo no te hace caso?

¿Qué es la autoridad?

  • Quien jerárquicamente se encuentra por encima de otro.
  • En todos lados hay autoridad.
  • Hay que perder el miedo a ser autoridad

¿Qué es ejercer la autoridad?

  • Garantizar que lo que tú dices que se haga, se haga.
  • Que lo que tú dices que no se haga, no se haga.

¿Para qué sirve la autoridad?

  • Para dar estabilidad, seguridad, estructura, certeza. Para que sepa cómo funciona el mundo

También: Cómo crían en otros países

¿En qué momento hay un problema?

    • En ocasiones es muy complicado ver que estás dejando ir tu autoridad como padre si trabajas o pasas mucho tiempo fuera. Esto nunca debería ser un pretexto para que tus hijos pasen por alto cosas tan importantes como las normas de casa.
    • Para detectar si tu autoridad se está perdiendo es necesario que analices el comportamiento de tus hijos:
      • ¿Tus hijos siguen las reglas del hogar? Si se ha acordado que ellos deben dormir a las 8:00 pm, ¿realmente lo hacen así?
      • Cuando impones un castigo, ¿este se cumple?
      • ¿Uno de tus hijos parece intimidar al resto?
      • ¿Temes a las pataletas y berrinches de tus hijos?

Además: El secreto de por qué los niños japoneses no hacen berrinches

El peligro de la falta de autoridad de los padres

      • La falta de autoridad de los padres tiene consecuencias negativas que van mucho más allá de la mala conducta actual de tu hijo.
      • La ausencia de límites, hace que los niños crezcan consentidos, acostumbrados a imponer su criterio.
      • Son niños incapaces de aceptar normas, no entienden el NO, y se convertirán en adultos con dificultades para cumplir normas (horarios, compromisos, normas de convivencia, etc.), difícilmente convivirán o se relacionarán con otra personas.
      • Serán personas inseguras, no entenderán que sus actos tienen consecuencias y que está en su mano cambiar las cosas
      • Se convertirán en adultos que no toleren la frustración e incapaces de auto controlar la conducta.
      • No se trata de vivir frustrados o de ejercer un control excesivo, pero sí de tolerar que a veces no tenemos razón, de tolerar que la gente no siempre hace lo que nosotros queremos o de controlar y por ejemplo no estirarnos en una reunión, no insultar a alguien aunque estemos enfadados y expresar nuestro enfado desde el respeto.

TIPS para trabajar la autoridad en casa

      1. Asumirte como tal. Saberte y reconocerte autoridad. Quitarte el miedo a serlo.
      2. Definir las reglas en casa. Es elevado el número de familias cuyas reglas no están definidas
      3. Definir las consecuencias. Se debe tener claro que sucederá si las reglas no son cumplidas.
      4. Transmitirla. Hacerles saber a nuestros hijos quien es la autoridad. Quien manda.
      5. Ganártela. Esta no se regala, la autoridad se gana. 
      6. Ejercerla. La única manera de ganarte la autoridad es ejerciéndola. Es un comino de dos sentidos. Te la ganas ejerciéndola y al ejercerla te la ganas.

Escucha el podcast. Clic en “Reproducir en el navegador”