¿Por qué tu hijo no te hace caso?

Nancy Steinberg · 1 julio, 2019

¿Sabías que a cierta edad es normal e importante que no obedezcan? Te decimos cuándo ya no y las principales razones por las que  tu hijo no te hace caso.

tu hijo no te hace caso

Comencemos por decir que en algún momento de su vida, todos los padres se enfrentan con un niño que no obedece. Sí, aún los niños mejor portados, los que nunca dan lata, los “niños de estrellita” o los que la mayor parte del tiempo son “niños de 10”, en algún momento desobedecen a sus padres y a sus maestros. En mi experiencia te diré por qué tu hijo no te hace caso y qué puedes hacer al respecto.

Si tu hijo no te hace caso esto es lo que debes hacer…

Si bien puede llegar a ser preocupante cuando un niño desobedece con mucha frecuencia, a mí también me preocuparía mucho si un niño nunca desobedeciera. La desobediencia es una señal de que un niño ha decidido hacer algo, que tiene iniciativa, que puede ser independiente. Pero en muchas ocasiones, lo que decide hacer no coincide con lo que tú quieres que haga y es donde está el problema.

No es casualidad que, cuando los hijos tienen entre los dos y cuatro años de edad, la desobediencia y los berrinches sean muy frecuentes en todas las familias. Esta etapa especial, la edad de los “terribles dos”, marca el principio de la autonomía en los niños, la edad en donde los niños aprenden a autoafirmarse. ¿Realmente no queremos que un niño aprenda esto? Entonces aquí tienes un punto a favor si tu hijo no te hace caso.

Te recomendamos: ¡Alerta! Llegaron los berrinches

Algo de lo que llamamos “desobediencia” en los niños es parte del orden natural de las cosas. Es deseable que, a cierta edad, los niños desobedezcan. Pero entonces, surgen muchas preguntas:

  • ¿Hasta qué edad debemos permitir que los niños desobedezcan como parte de su proceso natural de desarrollo?
  • ¿Por qué los niños desobedecen después de pasada esta etapa?
  • ¿Con cuánta frecuencia se debe considerar que tu hijo no te hace caso como un problema?
  • ¿Qué puedo hacer para ayudar a mi hijo a superar este etapa?
  • ¿Cuándo debo consultar con un especialista?

Conoce: 11 estrategias vs berrinches

Veamos algunas de las razones más comunes por las cuales tu hijo no te hace caso:

1. Sus prioridades no coinciden con las tuyas:
Cuando le pides a tu hijo que se vaya a bañar, para él es más importante lo que está haciendo, como jugar o estar viendo un programa de televisión

2. Ha aprendido que no es necesario obedecer hasta que le das un grito:
La manera como le dices que haga las cosas no le hace saber que esperas que las cumpla… hasta que le das un grito

3. A veces no le das tiempo de terminar lo que está haciendo:
Actuamos como si las cosas que están haciendo los niños no fueron importantes y esperamos que respondan de forma inmediata a una orden

Por otro lado: ¿Cómo lidiar con la rivalidad y celos entre hermanos?

4. El niño no tiene claro lo que se espera de él:
En otras palabras, las reglas de conducta en la casa no son claras; el niño recibe consecuencias diferentes por las mismas acciones dependiendo, por ejemplo: del estado de ánimo de sus padres.

5. Si tu hijo no te hace caso está intentando probar qué tan independiente es:
Puede ser que está “probando” – en el sentido de intentar ser independiente; o bien que está “probando” – es decir, demostrando a los demás, su independencia.

6. Está imitando en la conducta de alguien más:
Ya sea que esté imitando la conducta de alguno de sus amigos o la de algún adulto, si el niño ve que eso le funciona al otro, lo intentará copiar.

7. Es una señal de que algo no está bien en la relación:
Los especialistas han encontrado que cuando la relación entre padres e hijos es distante, los niños tienden a desobedecer más.

Ficha Nancy